La RFEBM obstaculiza la organización de la Copa ASOBAL 2023-24 según denuncia de la ASOBAL.

La RFEBM obstaculiza la organización de la Copa ASOBAL 2023-24 según denuncia de la ASOBAL.

La ASOBAL ha denunciado hoy que la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) le ha prohibido organizar la Copa ASOBAL 2023-24. La asociación ha anunciado que tomará medidas administrativas y jurídicas para exigir responsabilidades ante lo que considera "un nuevo intento de asfixiar económica y publicitariamente" a la liga.

La Comisión Delegada de ASOBAL ha recibido un comunicado del presidente de la RFEBM, Francisco Blázquez, en el que se prohíbe expresamente la organización de la Copa ASOBAL 2023-24. Asimismo, ASOBAL ha afirmado que lleva meses trabajando en la organización del evento y que ya tenía un acuerdo con el Ayuntamiento de Irun y el Bidasoa Irun para ser los organizadores del torneo.

Según la ASOBAL, la organización de la Copa ASOBAL está respaldada por una decisión de la Asamblea General de la RFEBM y por un convenio firmado entre ambas entidades hace dos temporadas. Sin embargo, el presidente de la RFEBM argumenta que el convenio expiró el pasado 30 de junio de 2023, aunque la federación ha ejecutado partes del mismo que benefician a la federación en términos económicos.

La ASOBAL ha señalado que la aplicación unilateral del convenio por parte de la RFEBM deja a la Liga ASOBAL en una situación de inseguridad jurídica, sin aclarar qué partes son válidas, por qué motivo lo son y quién decide su ejecución. Además, la ASOBAL acusa al presidente de la RFEBM de retrasar la reunión para negociar el nuevo convenio que rige la relación entre ambas entidades.

La Comisión Delegada de la ASOBAL ha transmitido las condiciones para organizar la Copa ASOBAL, entre las que se incluye el respeto a los acuerdos de la ASOBAL con sus patrocinadores y su socio televisivo. La respuesta del presidente de la RFEBM ha sido un escrito en el que manifiesta su descontento con que la ASOBAL intente imponer sus condiciones en la organización del torneo.

La ASOBAL ha criticado la falta de diálogo y confianza entre ambas entidades, que deberían tener como objetivo común el crecimiento del balonmano en España. A pesar de ello, la ASOBAL accedió a modificar las fechas de la Copa ASOBAL para favorecer el descanso de los internacionales convocados con la selección nacional.

La ASOBAL también ha recordado que, a partir de la temporada 2024-25, tiene la obligación y el derecho de organizar exclusivamente la Liga Plenitude ASOBAL. Sin embargo, según la Ley del Deporte vigente, eso no impide a la ASOBAL organizar una competición no oficial o incluso una oficial.

La Liga ASOBAL ha agradecido el apoyo del Ayuntamiento de Irun y el Bidasoa Irun para organizar la 34ª Copa ASOBAL, y ha denunciado que la prohibición expresa del presidente de la RFEBM perjudica a todas las partes implicadas, al balonmano español y a su imagen. La ASOBAL ha anunciado que tomará todas las medidas administrativas y jurídicas necesarias para exigir responsabilidades ante este intento de asfixiar económicamente y publicitariamente a la liga profesional.

Tags

Categoría

Deportes