Crónica España.

Crónica España.

La Real Fábrica de Tapices expone por primera vez en España la obra 'El Tiovivo' de José María Sert

La Real Fábrica de Tapices expone por primera vez en España la obra 'El Tiovivo' de José María Sert

La Real Fábrica de Tapices (RFT) ha presentado al público en España por primera vez el cartón para tapiz 'El Tiovivo' o 'El Carrusel', del renombrado artista José María Sert, quien es considerado como el pintor internacional más exitoso del período de entreguerras.

‘El Tiovivo’ es el único cartón de la serie de tapices 'La feria de España', encargada por Alfonso XIII, que se conserva en España. La casa de subastas Sotheby's lo puso a la venta en Londres en junio de 2009, siendo adquirido por el Ministerio de Cultura.

Actualmente, el cartón es propiedad del Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid y se encuentra en depósito en la Real Fábrica de Tapices. Se trata de un óleo sobre tabla de 49 x 53 cm adquirido en una subasta en Barcelona por el Ministerio de Cultura y Deporte.

La obra fue adjudicada por un precio de remate de 13.000 euros y el Ministerio de Cultura decidió depositarla en el Museo Nacional de Artes Decorativas, que posteriormente la cedió en depósito a la Fundación Real Fábrica de Tapices para su conservación y exhibición junto a otro cartón del mismo título.

Otro cartón fue adquirido por el Ministerio de Cultura en una subasta en Sotheby’s en Londres y rematado por 140.000 euros. De esta forma, la Real Fábrica de Tapices muestra en sus instalaciones la secuencia completa del proceso creativo del tapiz ideado por el artista.

'El Tiovivo' es parte de un proyecto de Alfonso XIII para actualizar los diseños de la manufactura, en el cual José María Sert fue elegido para desempeñar esa función renovadora. El proyecto tenía como objetivo la fabricación de nueve tapices que representaran ‘la Feria de España vista a través de los ojos de un niño’.

Sin embargo, tras finalizar los cartones en noviembre de 1923, el monarca no pudo disponer de los fondos necesarios para pagar el encargo, por lo que los cartones y los bocetos fueron vendidos por Sert y dispersados por colecciones particulares en España y Estados Unidos.