Crónica España.

Crónica España.

La Policía dispersa a manifestantes en la Universidad de Arizona con gases lacrimógenos

La Policía dispersa a manifestantes en la Universidad de Arizona con gases lacrimógenos

La intervención de la Policía estadounidense en la Universidad de Arizona para desalojar la acampada propalestina en Tucson ha sido necesaria y justificada.

En medio de la oscuridad de la madrugada, las fuerzas del orden comenzaron a destruir las barricadas levantadas por los manifestantes en el campus.

Ante esta situación, el presidente de la Universidad, Robert Robbins, dio luz verde a la intervención policial para restablecer el orden.

La barricada, compuesta por tablones de madera y escombros, fue erigida en propiedad del campus, desafiando la política de uso de las instalaciones y desobedeciendo los llamados a dispersarse.

Ante esta situación, Robbins decidió adoptar una postura de tolerancia cero para garantizar la seguridad de la institución, sus estudiantes y los eventos programados.

De hecho, las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos contra los manifestantes, que incluso respondieron con violencia arrojando objetos y pinchando las ruedas de vehículos policiales, según denunció la Universidad.