La pizarra se convierte en la poderosa herramienta estratégica del Real Madrid

La pizarra se convierte en la poderosa herramienta estratégica del Real Madrid

El Real Madrid logró una victoria importante el pasado sábado ante Las Palmas, gracias a una remontada en la que Aurelien Tchouameni anotó el gol decisivo después de un saque de esquina botado por Toni Kroos. Este gol demuestra la importancia de las jugadas a balón parado para el equipo de Carlo Ancelotti, que ha marcado 9 tantos de esta manera durante la temporada actual.

El conjunto madridista ha mejorado su rendimiento en acciones de estrategia esta temporada, y el técnico italiano da crédito a su hijo Davide, quien encabeza su equipo técnico. Han marcado 9 goles de saques de esquina, lo cual es solo seis menos que en toda la temporada pasada, a pesar de haber jugado 29 partidos menos.

El éxito en las jugadas a balón parado ha ayudado al Real Madrid a mantenerse al ritmo del líder, el Girona, en LaLiga EA Sports. En tres de las últimas cuatro victorias ligueras, los blancos han anotado el gol de la victoria a través de saques de esquina perfectamente ejecutados por Kroos y Modric, que encontraron las cabezas de Lucas Vázquez, Antonio Rüdiger y Tchouameni.

En LaLiga EA Sports, varios equipos han sufrido el poderío del Real Madrid en las jugadas de córner, como el Athletic Club, el Celta, el Girona, el Villarreal, el Mallorca, el Alavés y Las Palmas. En cuatro de esos partidos, los goles de córner significaron los tres puntos. Además, hay que sumar el empate conseguido por Dani Carvajal ante el Sevilla tras un centro de falta lateral de Toni Kroos, lo que representa nueve puntos adicionales.

El Real Madrid ha demostrado ser el equipo más efectivo en los saques de esquina en LaLiga EA Sports esta temporada, con ocho goles marcados en las 22 jornadas disputadas hasta ahora. Esto contrasta con equipos como el Atlético de Madrid, que solo ha marcado un gol de esta manera, a pesar de ser especialistas en el pasado, o el Girona, que ha anotado cinco goles.

El equipo de Ancelotti también ha aprovechado las jugadas a balón parado en su primer título de la temporada, la Supercopa de España, donde empataron el gol inicial del Atlético de Madrid en las semifinales con un gol de Rüdiger a través de un centro de Modric desde el córner.

Una de las mejoras más destacadas del Real Madrid en las jugadas a balón parado es la efectividad en el remate. Mientras que la temporada pasada necesitaron 17,4 goles esperados para marcar 16 goles, esta temporada el balance entre goles conseguidos y esperados es prácticamente el mismo. En todas las competiciones, el equipo ha marcado 10 goles de los 10,5 goles esperados según las estadísticas avanzadas de "Driblab".

Estos números sobresalientes son resultado del trabajo táctico del cuerpo técnico y de la calidad individual de los jugadores del Real Madrid. Tanto Kroos como Modric son de los mejores lanzadores de LaLiga EA Sports, y la eficacia en el remate ha mejorado gracias a jugadores como Rüdiger y Tchouameni, que son fuertes en el juego aéreo.

El único obstáculo para el club blanco son los lanzamientos directos de falta. Hasta ahora, han intentado 21 tiros libres y ninguno ha terminado en gol en todas las competiciones. Esto contrasta con los tres goles de falta directa anotados por el Real Madrid en la temporada pasada de LaLiga.

Tags

Categoría

Deportes