Crónica España.

Crónica España.

La ONU extiende derechos a Palestina y aboga por su integración total.

La ONU extiende derechos a Palestina y aboga por su integración total.

Estados Unidos, alineado con Israel, se muestra reacio a cualquier avance que no esté precedido por "negociaciones directas" entre las partes involucradas.

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha aprobado una resolución que busca abrir las puertas para la plena integración de Palestina como miembro del organismo internacional. A pesar de las objeciones de Israel, la resolución otorga mayor voz a los palestinos mientras se espera la posible admisión como Estado miembro.

El texto, respaldado por numerosos países, incluido España, recibió 143 votos a favor, nueve en contra -entre ellos Estados Unidos, Israel, Hungría, Argentina y la República Checa- y 25 abstenciones.

Esta iniciativa surge como respuesta al veto de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad sobre la admisión plena de Palestina. La resolución plantea la concesión de "derechos y privilegios adicionales" a Palestina, que actualmente es un Estado observador no miembro dentro de la ONU, al mismo nivel que el Vaticano.

Además, la resolución indica que "Palestina está cualificada para ser miembro" y "recomienda al Consejo de Seguridad que lo considere", aunque carece de poder para obligar al órgano a tomar una decisión. En el mismo sentido, reafirma el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación y a un Estado palestino independiente, poniendo fin a la ocupación israelí.

A pesar de ello, los promotores de la resolución han aclarado que se trata de un gesto "excepcional" que no establece un precedente, con el objetivo de evitar reclamos similares por parte de otros territorios en disputa como Taiwán o Kosovo.

El embajador adjunto de Estados Unidos ante la ONU, Robert Wood, defendió la postura estadounidense a favor de la "solución de dos Estados" para el conflicto israelí-palestino, pero argumentó que la resolución aprobada no contribuye a avanzar en esa dirección.

Wood subrayó que la soberanía estatal para Palestina solo se logrará a través de negociaciones directas entre las partes, rechazando así la resolución votada en la Asamblea. El embajador también expresó la importancia de impedir que Gaza se convierta en un bastión del terrorismo y abogó por evitar una nueva ocupación israelí en ese territorio.

Por su parte, el embajador israelí ante la ONU, Gilad Erdan, criticó la resolución y cuestionó su impacto en la supervivencia de la Carta de Naciones Unidas. Erdan catalogó los intentos de reconocer a Palestina como un regalo para Hamás, a quienes comparó con "los Hitler de nuestro tiempo".