La ONU confirma que ataques en Damasco apuntaron a una zona residencial que alberga sus oficinas.

La ONU confirma que ataques en Damasco apuntaron a una zona residencial que alberga sus oficinas.

MADRID, 23 Ene.

El portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stéphane Dujarric, ha informado este lunes sobre el bombardeo que tuvo lugar este fin de semana en Damasco, la capital de Siria. Según Dujarric, el bombardeo alcanzó una zona residencial donde se encuentran las oficinas de Naciones Unidas. Afortunadamente, todo el personal de la ONU está a salvo, pero lamentamos las pérdidas civiles que se produjeron en las cercanías.

Dujarric, en nombre del secretario general, António Guterres, ha hecho un llamamiento a actuar con moderación y ha destacado la importancia de evitar la propagación del conflicto en la región. También ha recordado a todas las partes sus obligaciones según el Derecho Internacional, incluido el humanitario, para evitar víctimas mortales en futuros ataques.

En el bombardeo, que tuvo lugar en el barrio de Mazá Villat, fallecieron trece personas, incluyendo cinco iraníes de la Guardia Revolucionaria. También se reportaron cuatro sirios pertenecientes a milicias proiraníes, dos libaneses, un iraquí y un civil sirio, según información del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El objetivo del ataque fue un edificio propiedad de la Guardia Revolucionaria, ubicado en un barrio que alberga diversas sedes diplomáticas internacionales, como las embajadas de Irán y Líbano. Además, allí residen miembros de grupos como Yihad Islámica y Hezbolá. No obstante, también hay edificios residenciales en la zona.

Es importante destacar que la Guardia Revolucionaria ha estado colaborando con el Gobierno sirio como asesores durante la guerra civil en el país, lo que ha hecho que sean objetivo de ataques en varias ocasiones. Irán ha prometido que responderá a este último ataque.

Tags

Categoría

Internacional