Crónica España.

Crónica España.

La inteligencia artificial y la automatización transforman la experiencia del cliente en hoteles modernos.

La inteligencia artificial y la automatización transforman la experiencia del cliente en hoteles modernos.

La revolución tecnológica está cambiando la forma en que los turistas digitales disfrutan de sus experiencias en los hoteles, quienes buscan comodidades que les brinden accesos personalizados y de calidad, gracias a la Integración Artificial (IA) y la automatización de procesos.

Los hoteles buscan en la tecnología una oportunidad para mejorar sus servicios, desde el control de las habitaciones hasta la regulación de la temperatura, con el objetivo de ofrecer un servicio óptimo a sus huéspedes.

La empresa de soluciones tecnológicas globales Softtek considera que la integración de la IA y la automatización de procesos no solo mejoran la eficiencia operativa, sino que también facilitan una toma de decisiones más informada y rápida, optimizando procesos como el check-in y la gestión de reservas.

La IA juega un papel fundamental en el análisis de grandes cantidades de datos, identificando tendencias y personalizando servicios según las preferencias individuales de los huéspedes.

Los chatbots ofrecen un soporte constante a los usuarios, respondiendo preguntas frecuentes y brindando apoyo para resolver dudas, mejorando así la experiencia del cliente.

La adopción del Internet de las Cosas (IoT) permite la personalización de los servicios, avanzando en la sostenibilidad y la eficiencia energética, lo que a su vez reduce la huella ambiental y optimiza los costos operativos.

Gracias al IoT, el sector hotelero puede ahorrar costos y ofrecer la mejor experiencia a sus huéspedes a través de la hiperpersonalización de los servicios, con beneficios como la optimización de la configuración de la habitación y recomendaciones más acertadas.

La aplicación del IoT evita el desperdicio energético en las instalaciones de los hoteles, ajustando la tecnología y controlando las temperaturas en función de los horarios de ocupación, reduciendo costos y beneficiando al medioambiente.

El uso del IoT en cámaras, dispositivos con sensores de movimiento y controles de acceso garantiza una seguridad que aumenta la confianza tanto de los huéspedes como del personal del hotel.