Crónica España.

Crónica España.

La industria automotriz alemana insta a la UE a reducir aranceles para fabricantes chinos.

La industria automotriz alemana insta a la UE a reducir aranceles para fabricantes chinos.

La asociación automovilística de Alemania, VDA, ha hecho un llamamiento urgente a la Comisión Europea en el día de hoy para que reconsidere su decisión de imponer aranceles a la importación de vehículos eléctricos de China, una medida que está programada para entrar en vigor este jueves.

Desde la VDA se advierte que estos aranceles perjudicarán a los fabricantes de automóviles europeos y estadounidenses que exportan desde China, poniéndolos en riesgo de represalias por parte de China con medidas similares que podrían afectar gravemente a la industria automotriz alemana, debido al alto volumen de exportaciones al gigante asiático.

El año pasado, las exportaciones de automóviles de pasajeros de Alemania a China triplicaron el valor de las importaciones, mientras que las exportaciones de proveedores de componentes fueron cuatro veces mayores que las importaciones, según datos recopilados por la asociación.

Por otro lado, los fabricantes alemanes están instando a la Comisión Europea a garantizar el suministro de materias primas críticas, muchas de las cuales son controladas por China, con el fin de fomentar la producción de vehículos eléctricos. Además, también hacen un llamado a reducir las barreras de acceso al mercado y aumentar la transparencia en la política comercial.

En este sentido, señalan que los aranceles no son la solución adecuada para fortalecer la competitividad y la resiliencia de la industria europea a largo plazo, como se destaca en el comunicado emitido.

China representa alrededor del 30% de las ventas de los fabricantes de automóviles alemanes, siendo Alemania el principal exportador de vehículos. En lo que va de año, el país ha enviado más de mil millones de euros en vehículos a China, según datos de las aduanas chinas.

Una encuesta del IFO publicada hoy revela que un tercio de los economistas alemanes considera que los aranceles son una medida adecuada para contrarrestar los subsidios públicos chinos, mientras que otro tercio teme una posible guerra comercial entre occidente y China en el futuro.