Crónica España.

Crónica España.

La gran mayoría de personas en la Franja de Gaza son desplazados internos

La gran mayoría de personas en la Franja de Gaza son desplazados internos

La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU ha informado que el número de desplazados internos en la Franja de Gaza ha aumentado a casi dos millones, lo que representa a nueve de cada diez habitantes del enclave palestino que han tenido que abandonar sus hogares desde el 8 de octubre.

Según un boletín publicado en su página web, el organismo ha señalado que el número de desplazados dentro de la Franja ha aumentado de 1,7 a 1,9 millones como resultado de la ofensiva militar israelí desatada tras los ataques de Hamás del 7 de octubre.

Considerando que la población total de la Franja es de 2,1 millones, esto significa que nueve de cada diez gazatíes han experimentado desplazamientos forzados al menos una vez desde entonces.

La agencia de la ONU ha indicado que los desplazamientos masivos se deben principalmente a las órdenes de evacuación del Ejército israelí, la destrucción de infraestructuras públicas y privadas, la restricción al acceso de servicios esenciales y el temor constante a la continuación de hostilidades.

Estos datos se dan a conocer mientras unas 250.000 personas en Jan Yunis y Rafá se enfrentan a otro desplazamiento, luego de que el Ejército israelí emitiera el pasado 1 de julio la "segunda mayor orden de evacuación desde octubre de 2023" contra 71 bloques residenciales en ambas localidades.

En mayo pasado, la OCHA alertó que más de un millón de palestinos tuvieron que desplazarse en tan solo 20 días debido a los ataques de las fuerzas israelíes en la Franja de Gaza.

La ofensiva del Ejército israelí contra Gaza comenzó hace más de ocho meses, tras los ataques perpetrados el 7 de octubre por Hamás y otras facciones palestinas, dejando aproximadamente 1.200 muertos y alrededor de 240 secuestrados. Las autoridades de Gaza han denunciado más de 38.000 muertos, junto con más de 560 palestinos fallecidos en Cisjordania y Jerusalén Este en operaciones de las fuerzas israelíes o en ataques de colonos.