Crónica España.

Crónica España.

La FIA revela los F1 de 2026: más ágiles y sin DRS

La FIA revela los F1 de 2026: más ágiles y sin DRS

El día de ayer, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) reveló las nuevas reglas que regirán en la Fórmula 1 a partir del año 2026. Estas modificaciones incluyen la implementación de monoplazas más ágiles y livianos, de menor tamaño y sin DRS, pero con una aerodinámica activa. En este nuevo capítulo, se espera contar con seis fabricantes de motores de renombre, tales como Ferrari, Mercedes, Alpine, Honda, Audi y Ford, según comunica el organismo rector.

En palabras de la FIA, el reglamento para el año 2026 tiene como objetivo llevar la Fórmula 1 hacia un futuro prometedor mediante una serie de innovaciones en aspectos fundamentales como la unidad de potencia, el chasis, la aerodinámica, la seguridad y la sostenibilidad.

La potencia de los motores de los monoplazas en 2026 promete superar la actual, con una batería que se amplía de 120 kw a 350 kw. Además, se apostará por un combustible completamente sostenible y se duplicará la cantidad de energía que se puede recuperar durante el frenado, lo cual representa un avance significativo en términos de eficiencia y rendimiento.

Los pilotos experimentarán un aumento en la potencia disponible para adelantar, ya que desaparecerá el sistema DRS tal como se conoce hasta ahora. Con un 55% menos de resistencia aerodinámica, los nuevos monoplazas harán uso de una aerodinámica activa para facilitar los adelantamientos en pista.

Asimismo, los nuevos vehículos contarán con dos modos de rendimiento: el estándar, denominado Z, y el de baja carga aerodinámica, conocido como X. Este último se activará en las rectas para alcanzar velocidades punta más elevadas, otorgando a los pilotos una ventaja estratégica en determinadas situaciones, gracias al nuevo sistema 'override' que proporciona energía adicional.

Uno de los cambios más significativos radica en el tamaño de los monoplazas, que serán más compactos y ligeros que la generación actual de vehículos. Esta nueva concepción busca resaltar la agilidad en pista, reduciendo la distancia entre ejes y la anchura de los coches, al igual que su peso mínimo.

Además, se implementarán nuevas medidas de seguridad, como una estructura de impacto frontal de dos planos y mejoras en la protección lateral del piloto. Se incrementará la resistencia del aro antivuelco para soportar cargas de hasta 20G.

Estas actualizaciones en el reglamento, que deben ser aprobadas oficialmente por el Consejo Mundial del Motor de la FIA a fines de junio, dan la bienvenida a los fabricantes de motores Ford y Audi. Mohamed Ben Sulayem, presidente de la FIA, asegura que estas regulaciones definen un futuro emocionante y relevante para la Fórmula 1.

Desde la FIA se espera que estas nuevas normas mejoren la calidad de las carreras y hagan el campeonato aún más atractivo para el público. Stefano Domenicali, CEO de la F1, coincide en que estas medidas marcan un hito importante en el futuro de la competición y prometen brindar carreras más emocionantes para los aficionados en todo el mundo.