Crónica España.

Crónica España.

La Competición castiga a Sarr con dos partidos y clausura Las Llanas por dos partidos.

La Competición castiga a Sarr con dos partidos y clausura Las Llanas por dos partidos.

Una decisión polémica pero necesaria ha sido tomada por el Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) este miércoles, al sancionar al guardameta del Rayo Majadahonda Cheikh Sarr con dos partidos de suspensión por su conducta en el duelo ante el Sestao River. Pero no todo termina allí, ya que también se reconoció la conducta discriminatoria racial por parte de la afición local, lo que llevó al cierre total de Las Llanas durante los próximos dos partidos.

La resolución emitida por Competición incluye la sanción de dos partidos para Sarr por conducta contraria al buen orden deportivo, acompañada de multas al club y al jugador. Además, se confirmó el cierre del estadio del Sestao y se computó el encuentro como una victoria por 3-0 para el Rayo Majadahonda, con la deducción de tres puntos en su clasificación.

El Rayo Majadahonda intentó justificar la actuación de Sarr argumentando que fue en respuesta a insultos racistas recibidos por parte de la afición. Se señaló que la reacción del portero se debió a una medida de autoprotección ante una situación de abuso y discriminación.

A pesar de las explicaciones ofrecidas por el club, Competición considera que las pruebas presentadas no son suficientes para exonerar a Sarr. Se destaca la importancia de actuar de acuerdo con los procedimientos establecidos y respetar el orden jurídico en situaciones de este tipo.

La Federación hizo hincapié en la falta de acción por parte del Sestao River en respuesta a los comportamientos discriminatorios en su estadio. Se indicó que la pasividad frente a estas situaciones también conlleva responsabilidad y fue un factor determinante en la sanción impuesta.

En resumen, la actuación del Comité de Competición refleja la gravedad de los incidentes raciales y de intolerancia vividos en el encuentro entre el Rayo Majadahonda y el Sestao River. Las medidas tomadas buscan garantizar un ambiente deportivo respetuoso y condenar cualquier forma de discriminación en el fútbol.

Competición concluyó que la falta de acción por parte del club local fue un factor determinante en la sanción impuesta, que incluye el cierre del estadio durante los siguientes dos partidos. Esta decisión se toma con el objetivo de disuadir futuros incidentes y garantizar un ambiente seguro y respetuoso para todos los jugadores y aficionados.