Crónica España.

Crónica España.

Justicia británica exige garantías adicionales de EEUU para decidir sobre extradición de Assange.

Justicia británica exige garantías adicionales de EEUU para decidir sobre extradición de Assange.

El Tribunal Superior de Londres ha tomado una decisión clave este martes en el caso de Julian Assange, fundador de Wikileaks, abriendo la posibilidad de una revisión completa de su potencial extradición a Estados Unidos. Sin embargo, se requieren garantías por parte de las autoridades estadounidenses para proceder.

Los jueces han considerado válidos los argumentos presentados por los abogados de Assange, lo que ha llevado a programar una futura vista en mayo si Estados Unidos no cumple con los requisitos, como garantizar que el acusado no enfrentará la pena de muerte y que se respetará la libertad de prensa, según informa la BBC.

Este nuevo desarrollo representa un respiro parcial para Assange, ya que de haber sido rechazados sus argumentos previamente, la extradición habría sido prácticamente confirmada. En caso de un rechazo final, el fundador de Wikileaks tendría que recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

El Gobierno del Reino Unido aprobó la extradición en junio de 2022, pero Assange, quien pasó casi siete años refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres, ha estado luchando contra ella en todos los frentes posibles. Enfrenta cargos por violar la Ley de Espionaje de Estados Unidos y podría ser condenado a hasta 175 años de prisión por la filtración de documentos secretos.

En las vistas, los abogados de Assange pusieron en duda la posibilidad de que recibiera un juicio justo en Estados Unidos y argumentaron que su caso involucra libertades fundamentales, ya que sus acciones se consideran parte del periodismo y merecen protección especial.

Por otro lado, sostuvieron que los cargos contra su cliente son de naturaleza política, por lo que el tratado de extradición entre Estados Unidos y el Reino Unido no sería aplicable. Sin embargo, los jueces han desestimado esta afirmación en su fallo de este martes, negando que los cargos sean resultado de expresiones políticas.

La parte estadounidense considera los hechos de gran gravedad y durante las vistas resaltaron las consecuencias significativas de las filtraciones, especialmente para las fuentes que fueron identificadas en los documentos publicados por Wikileaks relacionados con conflictos.