Crónica España.

Crónica España.

Juan Luis Guerra anima Madrid con un espectáculo de bachata, salsa y merengue.

Juan Luis Guerra anima Madrid con un espectáculo de bachata, salsa y merengue.

El célebre cantante dominicano, Juan Luis Guerra, emocionó a un público entregado en el WiZink Center de Madrid, celebrando un concierto espectacular que combinó éxitos del pasado y del presente, durante dos horas en las que nadie pudo resistirse a cantar y bailar al ritmo de sus canciones.

Este evento, con todas las entradas vendidas, fue la segunda parada de su gira española, que inició en Málaga y continuará en Valencia y A Coruña, como parte de su tour europeo llamado 'Entre Mar y Palmeras', en honor a su último álbum.

Con 67 años de edad, Juan Luis Guerra, ataviado con su característico estilo, y su banda demostraron estar en plena forma durante el concierto, que comenzó mientras el público celebraba la victoria de la selección española de fútbol sobre Francia en las semifinales de la Eurocopa.

El WiZink Center se iluminó con la energía y colorido de las canciones de Guerra, interpretadas por una decena de músicos y acompañadas de un visual vibrante que transportaba al público a los videoclips de sus éxitos.

Acompañado por su banda 4.40, compuesta por Maridalia Hernández, Mariela Mercado y Roger Zayas-Bazán, Juan Luis Guerra repasó temas como 'Como tú no hay ninguna', 'La llave de mi corazón', 'Vale la pena', y 'Dj Bachata', para luego deleitar con un medley de salsas, merengues y bachatas, incluyendo clásicos como 'El Niagara en Bicicleta' y 'Burbujas de amor'.

El concierto también destacó los logros musicales del aclamado artista dominicano, con más de 30 millones de discos vendidos y 29 premios Grammy Latinos, gracias a álbumes icónicos como 'Bachata Rosa' y 'Ojalá Que Llueva Café' que revolucionaron la escena musical latina.

La emoción del público llegó a su punto álgido cuando Juan Luis Guerra celebró la clasificación de España para la final de la Eurocopa, desplegando una bandera española en el escenario y continuando con éxitos como 'Ojalá que llueva café en el campo' y 'Farolito', culminando en un inolvidable espectáculo de confeti y color.

La noche finalizó con Guerra agradeciendo a sus fans de todo el mundo y entonando clásicos como 'Bachata rosa' y 'La bilirrubina', dejando a todos los presentes con un recuerdo imborrable de una noche llena de música, baile y celebración.