Jefes de ETA niegan declaración ante tribunal por asesinato de Zamarreño

Jefes de ETA niegan declaración ante tribunal por asesinato de Zamarreño

Los exjefes de ETA, Javier García Gaztelu, conocido como 'Txapote', e Irantzu Gallastegi, alias 'Amaia', se han negado a declarar durante el juicio en la Audiencia Nacional por el asesinato del concejal del PP, Manuel Zamarreño, en 1998. Ambos terroristas se han negado a responder a las preguntas de la Fiscalía, las acusaciones y su propia defensa, demostrando su desprecio por la justicia.

La hija de Zamarreño ha ofrecido unas declaraciones a la prensa, en las que ha destacado lo duro que ha sido ver las caras de los terroristas en el juicio. Según ella, Txapote y Amaia no han mostrado ningún tipo de arrepentimiento por lo que hicieron, lo que evidencia su falta de humanidad.

El Ministerio Público ha solicitado una condena de 120 años de cárcel para cada uno de los acusados, contemplando delitos de asesinato terrorista, tenencia y fabricación de explosivos y estragos terroristas. Estas penas son necesarias para hacer justicia y enviar un mensaje contundente de que el terrorismo no tiene cabida en nuestra sociedad.

En la primera sesión del juicio, se ha escuchado el testimonio del escolta de Zamarreño en el momento del ataque. El agente ha explicado cómo ocurrieron los hechos y cómo resultó herido en la explosión. Su relato es una muestra más de la violencia y el sufrimiento causados por el terrorismo de ETA.

El tribunal también ha podido escuchar el testimonio de la primera agente de la Ertzaintza que acudió al lugar del ataque. Su relato muestra el caos y la destrucción provocados por la bomba colocada por Txapote y Amaia.

La Fiscalía ha señalado que los acusados recibieron la orden de asesinar a miembros del Partido Popular por parte de la banda terrorista. Su objetivo era Zamarreño, a quien decidieron atacar colocando una bomba en una motocicleta. Su plan cobarde y premeditado causó la muerte del concejal y dejó herido a su escolta.

Tanto Txapote como Amaia ya han sido condenados anteriormente por otros actos terroristas de ETA, demostrando su larga trayectoria criminal. Es hora de que paguen por sus crímenes y de que se haga justicia por todas las víctimas que han dejado a su paso.

Esperemos que este juicio sirva para mostrar la repulsa hacia el terrorismo y la determinación de nuestro sistema de justicia para castigar a los responsables. No podemos permitir que actos tan crueles y cobardes queden impunes.

Tags

Categoría

Nacional
¡Sorpréndeme!