Crónica España.

Crónica España.

Inversores españoles muestran declive en confianza en la Bolsa, pero siguen optimistas: JP Morgan.

Inversores españoles muestran declive en confianza en la Bolsa, pero siguen optimistas: JP Morgan.

En el segundo trimestre del año, la confianza de los ahorradores e inversores españoles ha experimentado una disminución con respecto a los niveles récord alcanzados a principios del ejercicio, aunque se mantiene en un terreno optimista, según el índice elaborado por JP Morgan Asset Management (AM) y publicado este lunes.

Según la firma, los inversores están mostrando mayor cautela hacia la evolución positiva de las Bolsas, aunque su confianza sigue siendo "claramente optimista" (2,73 puntos). Este dato representa una moderación significativa en comparación con el estudio anterior (3,89 puntos), que fue el segundo máximo histórico después de los 4 puntos obtenidos en el segundo trimestre de 2021 durante la recuperación de la pandemia.

"A pesar de todo, este es uno de los valores más altos registrados por el índice en los últimos cinco años", señalaron desde JP Morgan. En 2023, el valor osciló entre 1,9 y 1 al cierre del año.

Los expertos de la firma atribuyen los resultados del último estudio, realizado entre abril y junio, al optimismo continuo impulsado por un gran número de inversores que apuestan por el aumento de los mercados debido a una percepción positiva de la situación económica y las esperadas reducciones de los tipos de interés.

A pesar de ello, ha disminuido la proporción de encuestados que creen que los mercados aún tienen margen de crecimiento positivo para el resto del año (42,7%) debido al aumento leve, de aproximadamente 4 puntos, de aquellos inversores que piensan que la situación empeorará (19,7%, uno de los valores más bajos de los últimos seis años); esta transferencia explica la moderación generalizada del índice de confianza en el trimestre.

Por otro lado, se han mantenido estables (33,7%) aquellos inversores que creen que no habrá variaciones significativas, ni al alza ni a la baja, en las Bolsas, lo que podría traducirse en revalorizaciones bursátiles de dos dígitos al cierre del año, considerando la evolución bursátil en el segundo trimestre.

Al analizar las razones detrás de las opiniones de los encuestados, se observa que los más optimistas destacan una perspectiva favorable de la situación económica y financiera (30,3%) y una disminución de los tipos de interés (10%), mientras que los pesimistas se centran en una peor percepción de la economía (27,5% menciona un empeoramiento de la coyuntura actual), se preocupan más por el impacto de los conflictos internacionales (21,6%) y mencionan la situación política mundial como un problema (10,1%).

En cuanto a las áreas geográficas, los inversores españoles distribuyen su confianza de manera casi equitativa entre el mercado nacional, el europeo y el americano. Por primera vez en toda la serie histórica, el mercado español se posiciona como el que experimentará la mayor subida según el 27,6% de los encuestados, mientras que la previsión para los mercados estadounidense y europeo se sitúa en el 24%.

Por otro lado, los encuestados que creen que el mercado asiático experimentará la mayor subida bursátil han aumentado al 12,6%, lo que representa una recuperación después de la fuerte caída en la encuesta anterior.

En línea con este optimismo generalizado, la encuesta de JP Morgan AM revela que cada vez menos ahorradores no tienen la intención de invertir su dinero en ningún producto financiero: solo un 14% afirma que no invertirá en nada, en contraste con el 21% de promedio en 2023 y el 23% en 2022.

La gestora destaca que los fondos de inversión vuelven a ser el producto de inversión más popular, con un 19,6% de los encuestados manifestando intención de invertir en ellos (una caída de dos puntos en comparación con el trimestre anterior, pero aún por encima del promedio de 2023), seguido de la compra directa de acciones (16,9%).

Además, la encuesta refleja el interés de los inversores españoles en la compra de productos de renta fija, con un 13,4% de los encuestados, y en planes y fondos de pensiones (13,2%), mientras que un 9,6% señala interés en activos inmobiliarios.

Sin embargo, la preferencia por la contratación de depósitos o cuentas de ahorro remuneradas sigue siendo mayoritaria, siendo el producto financiero favorito por el 42,3% de los inversores españoles.