Crónica España.

Crónica España.

Imaz de Repsol critica veto de la UE a coches de combustión en 2035.

Imaz de Repsol critica veto de la UE a coches de combustión en 2035.

El director ejecutivo de Repsol, Josu Jon Imaz, ha criticado la decisión de prohibir la venta de vehículos ligeros de motor de combustión a partir del año 2035 en la Unión Europea, calificándola de errónea ya que se basa en la idea equivocada de que los vehículos eléctricos no contaminan.

Imaz expresó sus opiniones durante el IX Encuentro de Proveedores de Automoción, 'Sostenibilidad con competitividad', organizado por la Asociación Española de Proveedores de Automoción (Sernauto) en el recinto de Ifema este miércoles, donde destacó que los vehículos eléctricos sí emiten, aunque no lo hacen a través del escape.

El ejecutivo de Repsol afirmó que en la Unión Europea se han tomado decisiones profundamente erróneas, como la prohibición de la venta de vehículos ligeros de motor de combustión a partir de 2035. "Esta premisa se basa en una idea falsa, en un concepto erróneo de que el vehículo eléctrico no emite", explicó Imaz.

Por otro lado, Imaz defendió que la electricidad renovable es parte de la solución pero no la única, al igual que el vehículo eléctrico.

Para reducir las emisiones de CO2, Imaz enfatizó la importancia de un enfoque inclusivo que considere todas las soluciones tecnológicas disponibles para lograr el objetivo de reducir las emisiones de CO2 y buscar alternativas sostenibles.

El director ejecutivo de Repsol también señaló la necesidad de diversificar las fuentes energéticas para evitar depender de la minería de tierras raras y metales escasos de otros países al apostar únicamente por la electrificación como forma de energía.

Imaz subrayó la importancia de abordar la transición energética con ambición y determinación, teniendo en cuenta la necesidad de descarbonización sin afectar la competitividad industrial, el empleo de calidad y las políticas sociales, asegurando también el bienestar de las generaciones futuras.

En este sentido, Imaz destacó que la falta de un mercado energético único en Europa ha generado una dependencia de Rusia en este aspecto.