• viernes 30 de septiembre del 2022
728 x 90

HRW apunta que Tailandia debe enjuiciar completamente a los causantes del asesinato de un activista karen

img

MADRID, 16 Ago.

Human Rights Watch (HRW) ha señalado este martes que las autoridades tailandesas tienen que enjuiciar de forma completa y justa a todos y cada uno de los causantes del asesinato en 2014 del activista karen Pholachi 'Billy' Rakchongcharoen, una vez que este lunes la Fiscalía notificase la acusación formal a 4 gobernantes.

Este lunes 15 de agosto la Fiscalía de Tailandia ha notificado al ministerio de Justicia su resolución de acusar formalmente a 4 gobernantes acusados de raptar y matar a 'Billy' bajos los cargos de confinamiento ilegal, asesinato premeditado y ocultamiento del cuerpo de la víctima, informó HRW.

Billy fue visto por última vez en el mes de abril de 2014 bajo la custodia de Chaiwat Limlikitaksorn, entonces directivo del Parque Nacional Kaeng Krachan en la provincia de Phetchaburi, y su personal. No obstante, los trabajadores del parque aseguraron que lo liberaron tras interrogarlo y que ignoraban su paradero. En 2019, se hallaron sus restos en el parque.

"La acusación de Chaiwat y otros gobernantes del parque es un paso esencial para la justicia para Billy y todos esos a quienes los gobernantes del gobierno tailandés hicieron ocultar y ejecutado por la fuerza", ha festejado Elaine Pearson, directiva interina para Asia de Human Rights Watch.

Pearson ha criticado que los gobernantes del país han obstaculizado a lo largo de bastante tiempo la justicia para el activista "a través del encubrimiento y la explotación de lagunas legales". Así, ha instado a que las autoridades corrijan el fallo "asegurándose de que la resolución del fiscal general de acusar a 4 gobernantes avance de manera rápida hacia un enjuiciamiento efectivo y justo".

"Las autoridades tailandesas deberían admitir que no tienen la posibilidad de huír de ser responsabilizadas por los crímenes mucho más crueles", ha añadido.

En el instante de la desaparición, Pholachi trabajaba con comunidades karen --minoría étnica-- en unas demandas contra las autoridades del parque natural por la destrucción y quema de múltiples viviendas y casas de familias que vivían dentro del parque.

Pholachi fue detenido por las autoridades del parque nacional en 2014 por la posesión ilegal de una colmena de abejas salvajes. Las autoridades del parque aseguraron que fue liberado tras un interrogatorio pero la familia de Pholachi mantuvo que desapareció sin dejar indicio.

La desaparición de Pholachi pertence a las mucho más de 80 desapariciones forzadas registradas en Tailandia desde 1980, según las estimaciones de conjuntos defensores de los Derechos Humanos.