Hombre confiesa responsabilidad por muerte de exnovia y ocultamiento de cuerpos en Torremolinos.

Hombre confiesa responsabilidad por muerte de exnovia y ocultamiento de cuerpos en Torremolinos.

El hombre investigado por los asesinatos de dos exparejas en Torremolinos ha admitido su culpabilidad en el crimen de la primera mujer, aunque alega que fue en defensa propia durante un forcejeo. Sin embargo, niega haber matado a la segunda víctima, aunque confiesa haber ocultado su cadáver. El cuerpo de la segunda mujer fue encontrado emparedado en la vivienda que compartían. El investigado fue detenido por su relación con el asesinato de Paula, ocurrido en mayo pasado, lo cual llevó a la posible conexión con la desaparición de Sibora, nueve años atrás.

En una carta dirigida al juzgado encargado de ambos casos, el investigado asegura querer colaborar con la justicia y reconoce su responsabilidad parcial en el caso de Paula, mostrando arrepentimiento. No obstante, insiste en su inocencia en el caso de Sibora, afirmando que solo ocultó el cadáver. Durante su declaración en el juzgado, el investigado sostuvo su versión de los hechos descritos en la carta.

Según su testimonio, la relación con Paula estaba marcada por frecuentes peleas y rupturas, pero niega haberla maltratado. Afirma que durante el incidente fatal, Paula lo atacó con un cuchillo debido a los celos, lo cual desencadenó un forcejeo durante el cual la agarró del cuello. Aunque no recuerda todos los detalles, reconoce haber visto una gran mancha de sangre en el suelo y que Paula dejó de respirar, lo que lo llevó a abandonar el lugar por temor.

El investigado afirma que estaba drogado en ese momento y reitera que, aunque no se declara inocente, nunca habría causado daño intencionalmente a su pareja. Expresa su arrepentimiento y pide perdón a la familia de la víctima y a Dios, con quien asegura haber tenido una experiencia espiritual tras su encarcelamiento.

En una evaluación médica realizada anteriormente, el investigado admitió haber apuñalado a Paula durante la discusión utilizando un cuchillo de cocina que había tomado prestado de un compañero de trabajo. En relación a Sibora, el investigado niega su responsabilidad en su muerte, pero confiesa haber ocultado el cuerpo por considerarlo un acto repugnante.

En su declaración ante el juzgado este martes, el investigado mencionó presuntas vinculaciones de un grupo de personas con los crímenes, quienes habrían dejado dinero a la víctima y la habrían amenazado. Sin embargo, no proporcionó nombres ni detalles sobre esta versión.

El cuerpo de Sibora fue encontrado entre dos paredes, en un cajón lleno de cal, luego de cuatro registros en la vivienda. Durante el hallazgo, se encontró una bolsa de plástico sobre el montón de cal, la cual contenía un cuchillo con restos de sangre seca, lo que sugiere que Sibora también fue apuñalada, al igual que Paula.

Tags

Categoría

Sociedad