Crónica España.

Crónica España.

Hamás, cauteloso sobre perspectivas de alto el fuego en Gaza

Hamás, cauteloso sobre perspectivas de alto el fuego en Gaza

Un alto cargo del grupo islamista enfatiza que el Gobierno israelí "no es serio" sobre la posibilidad de un acuerdo

MADRID, 10 de julio

Un alto cargo del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) ha destacado hoy miércoles que Israel no está mostrando seriedad en las negociaciones para lograr un acuerdo de alto el fuego en la Franja de Gaza. A pesar de esto, admitió que es prematuro hablar sobre el optimismo o pesimismo que se puede tener sobre las conversaciones.

Asimismo, manifestó que "la debilidad del sistema político, militar y de seguridad de la ocupación es una ventaja para la resistencia" y destacó que "los intentos de presionar al movimiento en el terreno o a nivel político no cambiarán sus posturas", según informó el diario 'Filastin', vinculado a Hamás.

Badran también denunció los intentos de Israel de trasladar a la población del norte de Gaza al sur sin atender las demandas para que los desplazados regresen. Insistió en que "cualquier retirada de Israel en cualquier momento se aplicará a toda la Franja de Gaza".

El propio Badran anunció el lunes que el grupo había respondido de forma "positiva" a la última propuesta presentada para un posible acuerdo e indicó que ahora era responsabilidad del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, tomar una decisión. "Si la Administración de Estados Unidos está seriamente interesada en detener la guerra, debe presionar a Netanyahu para llegar a un acuerdo de alto el fuego", argumentó.

Horas después, el portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, afirmó que todavía existe una "oportunidad" para un alto el fuego, a pesar de "algunas discrepancias" en torno a la propuesta presentada por el presidente estadounidense, Joe Biden.

El plan presentado por Biden consta de tres fases: la primera propone el intercambio de rehenes por prisioneros y un alto el fuego a corto plazo, mientras que la segunda contempla un "cese permanente de las hostilidades" y la retirada total de las fuerzas militares israelíes de Gaza. La tercera y última fase incluye un plan de reconstrucción de la Franja que durará varios años.

El Ejército de Israel lanzó una ofensiva contra la Franja tras los ataques perpetrados el 7 de octubre por Hamás y otras facciones palestinas, que resultaron en alrededor de 1.200 muertos y cerca de 240 secuestrados. Las autoridades de Gaza han reportado cerca de 38,300 muertos, además de más de 560 palestinos fallecidos en Cisjordania y Jerusalén Este en operaciones realizadas por las fuerzas israelíes o en ataques llevados a cabo por colonos.