Guterres buscado por donantes de la UNRWA tras suspensión masiva de ayuda

Guterres buscado por donantes de la UNRWA tras suspensión masiva de ayuda

El grupo terrorista Hamás ha confirmado que los países que han decidido pausar la financiación a la agencia de Naciones Unidas para los refugiados palestinos (UNRWA) están inmersos en una guerra genocida contra los palestinos. Estas declaraciones se dan en el contexto de una serie de suspensiones de ayuda financiera a la UNRWA, luego de las acusaciones de que algunos de sus empleados estuvieron supuestamente implicados en un ataque perpetrado por Hamás en Israel el pasado 6 de octubre.

António Guterres, secretario general de la ONU, tiene previsto reunirse con los principales donantes de la UNRWA en Nueva York para abordar esta situación. En este sentido, Guterres se ha reunido con la representante permanente de Estados Unidos, Linda Thomas-Greenfield, y con la Coordinadora Superior de Asuntos Humanitarios y de Reconstrucción de la ONU para la Franja de Gaza, Sigrid Kaag. Durante una rueda de prensa, el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric, ha destacado la importancia de apoyar el trabajo humanitario que realiza la ONU no solo en Gaza, sino en toda la región, enfatizando que la vida de las personas depende de ello.

La UNRWA, que ha anunciado una investigación sobre las acusaciones hacia doce de sus trabajadores, ha sido apoyada por casi una veintena de organizaciones no gubernamentales, que han pedido a los gobiernos que mantengan la financiación de la agencia debido a su labor vital sobre el terreno. Estas ONG también han denunciado que la paralización de los trabajos de la UNRWA pone en riesgo la vida de numerosos civiles en la Franja de Gaza y en toda la región.

En medio de esta situación, la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ha instado a las autoridades israelíes a tomar todas las medidas posibles para proteger a la población palestina del enclave de presuntos abusos contemplados en la Convención sobre Genocidio y garantizar la ayuda necesaria de manera urgente. Sin embargo, estas medidas cautelares no implican un cese inmediato de la ofensiva militar.

Por su parte, Hamás ha acusado a los países que han suspendido su financiación a la UNRWA, encabezados por Estados Unidos, de estar inmersos en una guerra genocida contra los palestinos. El grupo terrorista ha manifestado preocupación por la escalada de agresión por parte de Israel y el impedimento de la ayuda humanitaria, y ha afirmado que esto plantea interrogantes a la comunidad internacional. Además, Osama Hamdan, uno de los principales representantes de Hamás, ha pedido a la UNRWA que reconsidere su decisión de despedir a empleados palestinos, ya que considera que esta medida distorsiona la orientación de la agencia y está basada en la narrativa de la ocupación.

En conclusión, la suspensión de la financiación a la UNRWA y las acusaciones hacia algunos de sus empleados han generado controversia y preocupación. Mientras tanto, la ONU busca mantener el apoyo financiero para poder llevar a cabo su importante trabajo humanitario en Gaza y toda la región, pues de ello depende la vida de muchas personas. La comunidad internacional se encuentra ante la interrogante de cómo abordar esta problemática y garantizar la protección y la ayuda necesaria a la población palestina.

Tags

Categoría

Internacional