Crónica España.

Crónica España.

Griffiths condena la muerte de trabajador extranjero de la ONU en Rafá y exige medidas de precaución.

Griffiths condena la muerte de trabajador extranjero de la ONU en Rafá y exige medidas de precaución.

El líder de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas, Martin Griffiths, ha expresado su pesar por la trágica muerte de un trabajador extranjero de la ONU en Rafá, a consecuencia de un ataque contra el vehículo en el que se desplazaba el lunes. Griffiths ha instado a las partes involucradas en el conflicto a tomar todas las precauciones necesarias para proteger a los civiles, incluyendo al personal de la ONU y a los trabajadores humanitarios.

"Una vez más, noticias devastadoras: Un colega de la ONU ha perdido la vida y otro ha sido herido en Gaza. Iban rumbo al Hospital Europeo de Rafá ayer cuando su vehículo fue atacado. Lamentamos profundamente esta pérdida", expresó Griffiths a través de su cuenta oficial en la red social X, previamente conocida como Twitter.

Según información proporcionada por la oficina del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, este es el primer trabajador extranjero de la organización que fallece desde el inicio de la ofensiva israelí tras los ataques perpetrados por Hamás el pasado 7 de octubre, que dejaron aproximadamente 1.200 fallecidos y 240 rehenes.

El Ejército de Israel ha confirmado que está investigando el incidente y ha aclarado que el vehículo en el que se encontraba el trabajador fue alcanzado en una zona identificada como zona de combate activo. Además, han señalado que la ruta no estaba previamente identificada y se han abstenido de confirmar quién llevó a cabo el ataque.

En las últimas semanas, Israel ha intensificado sus bombardeos en Rafá y el 7 de mayo tomó el control del lado palestino del paso fronterizo, lo que resultó en la suspensión de operaciones humanitarias y ha generado una creciente preocupación internacional por la crisis humanitaria en la región.

Las autoridades en la Franja de Gaza, bajo el control de Hamás, han reportado que alrededor de 35.200 palestinos han perdido la vida como consecuencia de la ofensiva del Ejército israelí contra el enclave, desencadenada en respuesta a los ataques de las milicias palestinas a principios de octubre.