Crónica España.

Crónica España.

Gobierno exige a Israel revertir restricciones al Consulado en Jerusalén.

Gobierno exige a Israel revertir restricciones al Consulado en Jerusalén.

El Gobierno español ha presentado una exigencia formal a Israel el día de hoy para que revoque la prohibición de mantener contactos con los palestinos por parte del Consulado General en Jerusalén, medida que entrará en vigor este fin de semana.

Esta petición fue anunciada por el ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, durante una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Israel, Israel Katz, dio órdenes para que el Consulado en Jerusalén no brinde "servicio a residentes en la Autoridad Palestina ni lleve a cabo funciones consulares o de otro tipo fuera del distrito de Jerusalén, sin consentimiento previo por escrito del Ministerio".

Esta decisión fue tomada en respuesta al reconocimiento del Estado palestino por parte del Gobierno y a las declaraciones de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, sosteniendo que "Palestina será libre, del río hasta el mar", lo cual fue considerado "antisemita" por Israel.

"Hemos enviado una nota formal al Gobierno israelí en la que rechazamos cualquier limitación a la actividad normal del Consulado General de España en Jerusalén, ya que tiene un estatuto garantizado por el Derecho Internacional y la Convención de Viena", explicó Albares.

El ministro agregó que dicho estatuto "no puede ser cambiado unilateralmente por Israel", resaltando que existe una "reciprocidad" en las garantías, privilegios e inmunidades entre las representaciones diplomáticas, motivo por el cual el Gobierno rechazó completamente la decisión y solicitó su reversión.

Además, Albares señaló que España está colaborando con Irlanda y Noruega, los otros dos países europeos que también reconocieron a Palestina, para emitir una "comunicación conjunta" frente a las "falsedades y difamaciones" expresadas por Katz en contra de los tres gobiernos en los últimos días, aunque no especificó cuándo se realizará esta comunicación.

El ministro ya había adelantado que esta respuesta sería conjunta y firme cuando los tres países lo consideraran oportuno y no bajo la presión de Israel, denunciando que el objetivo del Gobierno de Benjamin Netanyahu era desviar la atención del reconocimiento de Palestina.

Albares reiteró que corresponde a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) determinar si en Gaza se está cometiendo un genocidio por parte de Israel, y subrayó que el Gobierno apoyará la decisión que se tome al respecto.

Ante la pregunta sobre su definición de genocidio, Albares afirmó que "es el intento sistemático de erradicar a un grupo humano, sea por su procedencia racial, ideológica, cualquier tipo de orientación, allí donde se encuentre", evitando entrar en una discusión verbal sobre si es lo que está ocurriendo en la Franja de Gaza.

En estos momentos, lo importante es que se detenga la guerra de inmediato, se ponga fin al bombardeo de la población civil que está causando tantas muertes y sufrimiento innecesario, y se cumplan las medidas ordenadas por la CIJ, haciendo referencia a la orden de detener la ofensiva israelí sobre Rafá y otras medidas cautelares previas dictadas por el tribunal internacional.