Crónica España.

Crónica España.

Funcas pronostica crecimiento del PIB: 2,5% en 2024 y 1,8% en 2025.

Funcas pronostica crecimiento del PIB: 2,5% en 2024 y 1,8% en 2025.

El mercado laboral en España perderá fuerza en 2025, a pesar de que todavía se crearán 730.000 empleos durante el periodo 2024-2025.

MADRID, 4 de julio.

Funcas ha aumentado en cuatro décimas su pronóstico de crecimiento para la economía española este año, llegando al 2,5%, gracias al buen desempeño del primer trimestre, al dinamismo del consumo privado y la inversión en infraestructuras, y a la contribución del sector exterior.

Sin embargo, el informe de coyuntura económica de la Fundación de las Cajas de Ahorros publicado hoy advierte que el ritmo de crecimiento del PIB se irá desacelerando tanto por la demanda interna como por factores externos.

Por lo tanto, la estimación de Funcas para 2025 se reduce en dos décimas, quedando en el 1,8%, con una clara tendencia a la desaceleración en las tasas de crecimiento trimestral.

En cuanto a la inflación, apenas se reducirá este año en términos de IPC debido a los ajustes en impuestos, acuerdos salariales y la baja productividad. Se espera que el IPC crezca un 3,3% este año, dos décimas menos que en 2023. Para el 2025 se prevé una moderación en la inflación, aunque seguirá por encima del objetivo del 2% tanto en España como en la eurozona.

El deflactor del PIB, que refleja mejor las tendencias subyacentes, se ubicará en el 3,4% este año y en el 2,5% el próximo, siguiendo la evolución del IPC y demostrando la estabilidad de los precios relativos en el comercio internacional.

Según las proyecciones de Funcas, se espera que la creación de empleo se mantenga con la generación de 730.000 puestos de trabajo netos en el bienio 2024-2025. No obstante, se destaca que el crecimiento del empleo irá perdiendo impulso el próximo año debido a la desaceleración económica y demográfica, así como a la menor entrada de trabajadores extranjeros después de la pandemia. La tasa de desempleo se proyecta en el 10,3% en promedio para 2025, una de las más altas en Europa.

En cuanto al déficit y la deuda pública, Funcas prevé una disminución en términos del PIB, principalmente por factores coyunturales. Se espera que el déficit fiscal se mantenga dentro de los límites europeos este año (3,1%), pero a partir de 2025 se estancará en alrededor del 3%. Respecto a la deuda, se espera que llegue al 105,3% en 2024 y al 104,2% del PIB en 2025.

Los expertos han recomendado que para reducir la relación deuda/PIB en un punto por año, se necesitaría un alto crecimiento económico, algo que solo se logra con inversiones y reformas.

El principal riesgo para cumplir con estas previsiones es de naturaleza geopolítica, especialmente si empeoran las crisis en Ucrania y Oriente Medio. También existe la posibilidad de tensiones en los mercados financieros, siendo el alto nivel de endeudamiento y déficit público de España un factor de vulnerabilidad.

A largo plazo, Funcas muestra preocupación por la negativa evolución del PIB per cápita, atribuida al escaso crecimiento de la productividad, un problema fundamental en la economía española.

Por lo tanto, advierten que el estancamiento en la inversión empresarial es un factor que, a corto plazo, no conducirá a una recesión, pero si no se recupera significativamente, empeorará la productividad y limitará el crecimiento económico en los próximos años.