Crónica España.

Crónica España.

Fans de Taylor Swift se agolpan en la cola vendiendo entradas y luciendo lentejuelas y botas 'cowboy'. Consideran a la cantante un icono feminista.

Fans de Taylor Swift se agolpan en la cola vendiendo entradas y luciendo lentejuelas y botas 'cowboy'. Consideran a la cantante un icono feminista.

La seguridad del Santiago Bernabéu ha comenzado a dirigir a los asistentes hacia las puertas alrededor de las 11:00 horas

MADRID, 29 de mayo.

La cola de 'swifties' en los alrededores del estadio Santiago Bernabéu para presenciar a Taylor Swift este miércoles está llena de fans vestidos con lentejuelas y botas 'cowboy', mientras que algunos intentan vender entradas de última hora por hasta 950 euros.

Se puede escuchar entre los asistentes que hacen fila para ingresar a las zonas VIP o primeras filas que la artista estadounidense es "un símbolo feminista", algo en lo que Gabriela, de 17 años, cree que es clave en el fenómeno Taylor Swift. Por esta razón, ha estado esperando desde las 6:00 horas en los alrededores del estadio para el primer concierto de 'The Eras Tour' en Madrid.

Es bien sabido que Swift ha experimentado misoginia en la industria musical. Pablo, quien ha estado en la cola desde las 8:00 horas, reconoce este hecho y agradece a la cantante por sus letras y poesía que le han ayudado en momentos difíciles de su vida.

Sobre las 11:00 horas han comenzado a implementar cortes en las calles Concha Espina, Rafael Salgado y Padre Damián para guiar a las aproximadamente 144,000 'swifties' que se espera que asistan al concierto en el estadio Bernabéu.

Para facilitar la movilidad, se recomienda el uso del transporte público, ya que algunas líneas de autobús de la EMT modificarán sus rutas habituales debido a los cortes de tráfico.

En los campamentos improvisados con paraguas, agua y abalorios para pulseras, Pablo comparte sus expectativas para el espectáculo. Sueña con que se cumpla el rumor que circula en las redes sociales sobre una posible canción sorpresa, 'Snow on the beach', interpretada junto a Lana del Rey.

Entre los asistentes, se encuentran muchas madres que acompañan a sus hijas o les han regalado la experiencia de 'The Eras Tour'. Ashley, de 38 años y procedente de Nueva York, ha explicado que la cantante es algo que comparte con sus hijas pequeñas, uniendo así a la familia con el amor por la música de Swift.

En el caso de Yolanda, ha motivado a su hija María, de 14 años, a faltar a clases para ser una de las primeras 'swifties' en entrar al recinto. A pesar de que han gastado mucho dinero en las entradas, consideran que este concierto será un día inolvidable para María.

El ambiente en torno al concierto de Taylor Swift es muy positivo para sus seguidores, como Laura menciona, y los vecinos han mostrado su apoyo y ánimo durante el largo día de espera.