Familiares se emocionan en emotivo homenaje a Jaime Ostos

Familiares se emocionan en emotivo homenaje a Jaime Ostos

MADRID, 20 Ene. (CHANCE) -

La familia Ostos ha tenido un día muy especial hoy. Écija, el pueblo de Jaime Ostos, le ha rendido un homenaje de gran magnitud al inaugurar la Rotonda que lleva su nombre, llamada 'Glorieta Jaime Ostos Carmona', ubicada en Avda. Doctor Sánchez Malo, cerca de la plaza de toros.

A pesar de las disputas que han surgido entre Mari Ángeles Grajal, su hijo Jacobo Ostos y los hijos del torero en los últimos días por afirmar públicamente que no han recibido nada de su padre después de su muerte, parece que este homenaje en Écija ha logrado que todos entierren sus diferencias.

Mari Ángeles llegó al homenaje declarando: "El día de hoy es cumplir el sueño de Jaime de tener su busto, su rotonda, y cuando alguien quiere a una persona lo que desea es que se cumpla el sueño. Ese era su sueño y también el mío". Además, confirmó que saludaría, sin ningún problema, a Gabriela Ostos si se encuentra con ella: "Si coincido con ella, sí".

Sobre su salud, Mari Ángeles reveló que está mejorando después de una intervención: "Después de la intervención ahí voy, tengo una cita, pero ahí voy mejorando". Sin embargo, evitó hablar de la polémica con el cuadro de Ruzafa: "No es el momento de hablar de esto".

Además, Mari Ángeles aseguró que los familiares de Jaime son bienvenidos, ya que ella no tiene ningún problema con ellos: "Ese es su problema, no el mío". Muy emocionada, no pudo contener las lágrimas al ver la cantidad de personas presentes en el homenaje: "Mira, es que he pasado por aquí tantas noches. Cuando no había ave, parábamos en Écija para ver a los hermanos, me traía a todos los sitios, me enseñaba todo y todo el mundo le paraba, le decían 'maestro' y le gustaba esto más... le gustaba más un abrazo de la gente de su pueblo que un abrazo del presidente de Perú. Es que Écija era la pera".

Por su parte, Jacobo llegó apresurado y fue muy parco en palabras con la prensa, limitándose a agradecer su asistencia en un día tan importante para ellos: "Gracias a todos por venir".

En ese mismo homenaje, Gabriela y Mari Ángeles se saludaron y protagonizaron un abrazo muy emotivo. La doctora dejó claro que saludó a Gabriela porque ella es muy educada y que si su hijo no la saludó, "por algo será".

Cuando se le preguntó qué es lo que más le ha dolido de lo que ha pasado con Gabriela, Mari Ángeles comentó: "No he venido a contar esto, he venido a rendir homenaje a mi marido y estar con mi gente y con los aficionados de Écija", explicando por qué se tomó una fotografía con ella: "Me lo ha pedido el corazón, esto es lo que hay".

Por otro lado, Jacobo explicó que no tiene nada que decir sobre la polémica con sus hermanos: "Hay que hablar cuando hay que hablar, hoy hay que disfrutar". Y aunque evitó las preguntas al respecto, confirmó que "en la vida se soluciona todo".

Finalmente, Gabriela restó importancia al hecho de que Jacobo no la saludara: "Cada uno es tal cual" y aclaró que su padre tiene mucho que ver en todo lo que está sucediendo: "Mi padre está arriba y sabe lo que está haciendo, y lo está haciendo muy bien".

Tags

Categoría

Cotilleo