España registra una disminución del 25% en la expulsión de más de 2.700 extranjeros en 2023

España registra una disminución del 25% en la expulsión de más de 2.700 extranjeros en 2023

En 2023, un total de 2.760 extranjeros fueron expulsados de España como resultado de procedimientos iniciados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, en cumplimiento de la ley de extranjería, incluyendo los casos de devoluciones al país de origen. Estos datos fueron proporcionados por el Ministerio del Interior y consultados por Europa Press.

Es importante destacar que esta cifra representa una disminución del 25% en comparación con los años anteriores. En 2022, fueron expulsadas 3.642 personas, y en 2021, otras 3.594, aplicando la ley orgánica de extranjería 4/2000, que se refiere a los derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

Los procedimientos de expulsión son llevados a cabo por la Policía, el cuerpo con competencias exclusivas en este ámbito. Sin embargo, actualmente Junts reclama esta responsabilidad después de llegar a un acuerdo con el Gobierno de Pedro Sánchez, mediante el cual se comprometieron a delegar las políticas migratorias a Cataluña a través de una ley orgánica.

Existen varias razones por las cuales pueden llevarse a cabo estas expulsiones, de acuerdo con la legislación de extranjería. Esto incluye las devoluciones a los países de origen en situaciones de interceptaciones en frontera, como es el caso de las vallas de Ceuta y Melilla. También se incluyen aquellos extranjeros que intentaron regresar a España a pesar de haber sido previamente expulsados.

Según una respuesta parlamentaria del Gobierno en marzo de 2023, el 90% de las 101 expulsiones de extranjeros se debieron a "actividades contra la seguridad nacional", incluso hubo dos casos justificados por infracciones graves de la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, conocida como la "ley mordaza".

En su mayoría, las expulsiones se llevan a cabo a través de la Ley de Extranjería, que contempla la posibilidad de expulsar a migrantes con antecedentes penales, incluso si tienen sus documentos en regla. Sin embargo, si el migrante se encuentra en situación irregular, se puede iniciar un procedimiento ordinario o preferente de expulsión, a partir de expedientes tramitados por la Policía Nacional, siendo un procedimiento que puede ser recurrido y donde la decisión final la toma un juez.

En caso de que la expulsión no se pueda ejecutar dentro de las primeras 72 horas después de la detención, se puede solicitar a la autoridad judicial el ingreso del extranjero en los centros de internamiento (CIE) por el tiempo necesario para llevar a cabo la expulsión, que no puede exceder de 60 días o hasta que se constate la imposibilidad de llevarla a cabo en dicho plazo. Es importante destacar que la ley no permite realizar otro internamiento basado en el mismo expediente de expulsión.

Otra posibilidad es la aplicación del artículo 89 del Código Penal, que establece la sustitución de la condena de prisión por la expulsión directa del extranjero a su país de origen, cuando la pena impuesta supere el año de prisión. En el caso de extranjeros que hayan residido en España por más de 10 años, las penas se elevan a cinco años y se evalúa la posibilidad de reincidencia.

Tags

Categoría

Nacional