Crónica España.

Crónica España.

Erdogan reprende la sanción a Demiral por gesto de los Lobos Grises.

Erdogan reprende la sanción a Demiral por gesto de los Lobos Grises.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha calificado como "política" la sanción que impidió al jugador turco Merih Demiral participar en el partido de cuartos de final de la Eurocopa contra Países Bajos debido al gesto realizado en apoyo al grupo de extrema derecha turco Lobos Grises.

En declaraciones a la prensa durante su regreso a Turquía después de presenciar el partido en el Estadio Olímpico de Berlín, Erdogan ha criticado la decisión, afirmando que esta ha afectado a las conciencias pero no ha disminuido la moral y motivación de la selección nacional turca.

El mandatario turco ha expresado su desacuerdo con la sanción de dos partidos impuesta por la UEFA a Merih, alegando que pone en tela de juicio la integridad del campeonato. A pesar de los contratiempos, Erdogan ha destacado el desempeño del equipo turco frente a una potencia futbolística como Países Bajos.

Además, Erdogan considera que la sanción no solo afecta a Merih personalmente, sino que también es una afrenta a Turquía como nación. En este sentido, ha señalado que la mejor respuesta habría sido salir victoriosos en el partido.

Erdogan también ha manifestado su descontento con la actuación del árbitro durante el partido, argumentando que debería haberse señalado un penalti a favor de Turquía en una jugada polémica. El presidente turco ha agradecido el apoyo de los aficionados turcos tanto en Alemania como en Turquía, y ha elogiado el compromiso de todo el personal de la selección.

Con la mira puesta en el Mundial de 2026 y la Eurocopa de 2028, Erdogan ha destacado la importancia de prepararse de la mejor manera posible y ha mencionado la posibilidad de "vengarse", según las palabras del seleccionador Vincenzo Montella.

El grupo Lobos Grises, vinculado al ultranacionalista Partido del Movimiento Nacionalista (MHP) liderado por Devlet Bahçeli, fue responsable de ataques contra izquierdistas y activistas en Turquía en la década de 1970. Actualmente, el grupo es un aliado clave de Erdogan en la política turca.