Crónica España.

Crónica España.

"Entrega de los primeros trenes Avril de Talgo comienza la próxima semana"

El ministro de Transportes y Movilidad Sostenible, Óscar Puente, ha expresado su escepticismo sobre la reapertura de la línea de tren entre Madrid y Aranda de Duero, además de considerar complicada la llegada del tren a Marbella.

MADRID, 1 Abr. - Puente ha anunciado que Talgo tiene previsto entregar los primeros trenes Avril de ancho variable a partir del próximo lunes, 8 de abril.

Sin embargo, el ministro no ha confirmado que los trenes se entregarán en esa fecha debido a los retrasos históricos de la compañía, según ha mencionado en una entrevista en 'Onda Cero'.

"Talgo nos dijo que los trenes llegarán a partir del 8 de abril, pero anteriormente nos habían prometido que los entregarían el 1 de abril, lo cual no sucedió. Por lo tanto, no puedo comprometerme con una fecha exacta. Parece que estamos cerca, quizás en cuestión de días o a lo sumo semanas", explicó.

Estos trenes están destinados principalmente a mejorar la conexión entre Madrid y Galicia, así como con Asturias, regiones donde es necesario cambiar el ancho de los ejes de los trenes para seguir circulando a partir de Ourense y Pola de Lena, mejorando así los tiempos de viaje y la frecuencia.

En cuanto a la posibilidad de reabrir la línea de tren entre Madrid y Aranda de Duero, Puente ha expresado dudas sobre su viabilidad.

El ministro ha mencionado que actualmente se está evaluando la rehabilitación del túnel de Somosierra, donde ocurrió un incidente hace 13 años que provocó la suspensión de la línea.

Puente considera que retirar la maquinaria averiada, renovar el túnel y las vías tendría un costo entre 1.300 y 1.400 millones de euros, lo cual no parece justificar los beneficios, especialmente considerando que Burgos ya está conectada con Madrid a través de alta velocidad.

En cuanto a la demanda de trenes en Marbella, el ministro ha descartado la posibilidad de extender el servicio de cercanías a la ciudad, ya que tendría demasiadas paradas y no sería atractivo en comparación con conducir. Además, establecer una línea de alta velocidad resultaría complicado.