Elma Saiz impulsa la creación de un laboratorio para evaluar políticas de apoyo a personas excluidas

Elma Saiz impulsa la creación de un laboratorio para evaluar políticas de apoyo a personas excluidas

La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, ha anunciado hoy la creación de un laboratorio de evaluación de políticas públicas para apoyar a las personas vulnerables y sacarlas de la exclusión. Esta iniciativa se llevará a cabo en colaboración con el Laboratorio de Acción contra la Pobreza Abdul Latif Jameel (J-PAL), fundado por el economista Abhijit Binayak Banerjee, ganador del Premio Nobel de Ciencias Económicas en 2019 por sus estudios experimentales para reducir la pobreza mundial.

La ministra Saiz destacó que esta colaboración demuestra el compromiso del Gobierno de España de establecer vínculos con la comunidad científica a nivel internacional. Una vez finalizado el proceso de evaluación en marzo de este año, se obtendrán pruebas sobre las acciones que pueden tener un mayor impacto en el apoyo a las personas vulnerables.

La garantía de ingresos no es suficiente para sacar a las personas de la exclusión, según resaltó la ministra Saiz. Es necesaria una política de acompañamiento, como la que se ha desarrollado en los proyectos actuales.

El profesor Banerjee, a través de J-PAL, ha estado involucrado en el seguimiento de los itinerarios de inclusión ejecutados por comunidades autónomas, entidades locales y entidades del Tercer Sector para reducir la brecha de cobertura del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y comprender las razones por las que algunas personas elegibles no lo han solicitado.

Desde el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones se han implementado 34 proyectos piloto de inclusión, con más de 200 millones de euros de presupuesto, en los que han participado más de 80.000 personas beneficiarias del IMV o en situación de vulnerabilidad. Estos proyectos están actualmente en fase de evaluación y se presentará a la Comisión Europea al menos 18 buenas prácticas.

Saiz destacó que el IMV ha llegado a más de 750.000 familias en tres años y medio, beneficiando a 2,3 millones de personas, de las cuales casi la mitad son menores. Esto representa al 45% de las personas en situación de pobreza extrema en España, según la ministra.

Además, desde su implementación en 2020, los umbrales de renta han aumentado un 31%. Una persona adulta que viva sola tiene garantizados ingresos mínimos de 785 euros al mes, mientras que una familia de dos adultos y dos menores tiene garantizados 1.248 euros al mes, un 43% más que la renta mínima autonómica que menos aportaba en 2019.

La ministra también anunció que se seguirán implementando mejoras en la gestión del IMV para facilitar la solicitud y tramitación, como eliminar la extinción de la unidad de convivencia cuando fallece el titular, lo cual implica tener que solicitar nuevamente esta prestación, y eliminar la extinción automática por el empadronamiento de una nueva persona en el hogar beneficiario del IMV.

Tags

Categoría

Sociedad