Crónica España.

Crónica España.

El Vaticano respalda postura pacifista ante conflictos mundiales en la embajada israelí.

El Vaticano respalda postura pacifista ante conflictos mundiales en la embajada israelí.

El arzobispo Paul Richard Gallagher, secretario del Vaticano para las Relaciones con los Estados y las Organizaciones Internacionales, ha realizado declaraciones en la embajada israelí ante la Santa Sede, enfatizando la importancia de priorizar el principio de humanidad sobre estrategias militares.

Gallagher ha recordado las solicitudes del Papa para permitir la entrada de ayuda humanitaria en la Franja de Gaza, resaltando que el principio de humanidad jamás debe ser descuidado en favor de estrategias militares. Esto, según Gallagher, comprometería los principios de necesidad y proporcionalidad.

El ministro de exteriores del Vaticano ha mencionado las tres exigencias claras planteadas por el Papa en medio de las circunstancias actuales: un alto al fuego en todos los frentes, la liberación inmediata de todos los rehenes israelíes y la entrega sin obstáculos de ayuda humanitaria a la población palestina afectada en Gaza.

En el evento conmemorativo del 76 aniversario de la independencia de Israel, Gallagher ha resaltado el respeto continuo de la Santa Sede hacia el establecimiento y reconocimiento de este estado en el marco del derecho internacional. Hace 30 años, se abrió la Nunciatura Apostólica en Israel y la Embajada del Estado de Israel ante la Santa Sede.

Gallagher ha explicado la postura de la Santa Sede a favor de una solución de dos Estados, enfatizando que la existencia de Israel es innegable. Ha condenado el terrorismo como una acción de desprecio por la vida humana, recordando un ataque terrorista previo y llamando a la liberación de los rehenes involucrados.

El arzobispo también ha destacado una respuesta militar israelí tras un atentado, que desencadenó acciones militares contra Israel desde diversos actores no estatales en diferentes lugares, lo que ha llevado la situación al borde de un conflicto regional peligroso.

Finalmente, subraya la importancia de que la Santa Sede se adhiera a los principios de neutralidad en los conflictos, aunque ello no signifique ser indiferente moralmente. La institución busca comprender las motivaciones y perspectivas de todas las partes involucradas en busca de soluciones pacíficas y humanitarias.