Crónica España.

Crónica España.

El Vaticano debate sobre la doctrina de la 'guerra justa'

El Vaticano debate sobre la doctrina de la 'guerra justa'

El cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado del Vaticano, ha admitido que se está revisando el concepto de guerra justa de la doctrina social de la Iglesia católica, que defiende que la guerra justa es aquella que se libra con la intención de reparar un mal o una injusticia, aunque debe ser el último recurso.

Parolin señaló que, debido a las armas actuales, el concepto de guerra justa se hace difícil de aplicar. Reconoció que actualmente hay un debate en curso y que no hay una posición definitiva al respecto, pero es un concepto que está en revisión.

En declaraciones a los periodistas en la embajada de Italia ante la Santa Sede, Parolin habló sobre las conclusiones del documento de la Comisión Justicia y Paz de Tierra Santa, que destacan el mal uso de la expresión guerra justa en relación con la violencia en Gaza. Señaló que la cuestión de la guerra justa genera mucha discusión en la actualidad, ya que era un concepto de la doctrina social.

El jefe de la diplomacia pontificia defendió el "trabajo diplomático" como un medio para lograr la paz. Afirmó que, aunque pueda parecer que da pocos resultados, no hay que cansarse ni caer en la tentación de la resignación. Destacó que la paz es una tarea de cada individuo en la vida cotidiana.

Parolin, quien recientemente regresó del Líbano con un mensaje de fraternidad del Papa para calmar las tensiones beligerantes con Israel en la frontera sur del país, enfatizó que solo se puede hablar de guerra justa en el contexto de la defensa, es decir, en el caso de una guerra defensiva.

La Comisión Justicia y Paz de Tierra Santa publicó un documento que critica el mal uso de la teoría de la guerra justa en la doctrina social católica, afirmando que se está utilizando de manera injusta para justificar la muerte de miles de personas. El texto destaca la importancia de defender la integridad del lenguaje y afirma que la verdadera justicia sigue siendo posible si nos aferramos a su promesa.