Crónica España.

Crónica España.

El Vaticano cancela la participación del Papa en el Vía Crucis por motivos de salud.

El Vaticano cancela la participación del Papa en el Vía Crucis por motivos de salud.

El Papa ha decidido no presidir el Vía Crucis en persona desde el palco del Coliseo con el fin de preservar su salud, según ha anunciado la Oficina de Prensa del Vaticano.

En su lugar, el pontífice de 87 años seguirá el evento desde su residencia en Casa Santa Marta, para asegurarse de estar en plenas condiciones para la Vigilia de mañana y la Misa del Domingo de Resurrección, ha confirmado Matteo Bruni, director de la Oficina de Prensa del Vaticano.

A pesar de que en un principio se informó que el Papa sí presidiría el Vía Crucis, finalmente se decidió que no participaría en la procesión y en su lugar lo seguirá desde la Casa Santa Marta.

Entre las personas que participarán en el Vía Crucis están varias monjas de clausura, un ermitaño, una familia, personas con discapacidades y un grupo de emigrantes.

El Papa Francisco, que cumplirá 88 años en diciembre, ha evitado arrodillarse durante la ceremonia de la Vigilia Pascual en la basílica de San Pedro y ha decidido cambiar algunas de las estaciones tradicionales del Vía Crucis.

Por primera vez, el Pontífice ha escrito personalmente las meditaciones del Vía Crucis, criticando a aquellos que insultan a través de un teclado y recordando a los cristianos perseguidos en el mundo por su fe en Jesús.

En otra de las estaciones del Vía Crucis, el Papa hace referencia a la importancia de reconocer la grandeza de las mujeres que sufren ultrajes y violencia en la sociedad actual.

Además, Francisco ha añadido una nueva estación al Vía Crucis, titulada 'El grito de abandono de Jesús en la Cruz', donde pide por la unidad de los creyentes y el fin de la guerra y el sufrimiento de los niños y las madres desfavorecidos.