Crónica España.

Crónica España.

El trabajo infantil se ve agravado por la pobreza y el cambio climático

El trabajo infantil se ve agravado por la pobreza y el cambio climático

World Vision ha lanzado un llamamiento en vísperas del Día Mundial Contra el Trabajo Infantil, recordando que más de 160 millones de niños en todo el mundo son víctimas de explotación laboral, con casi la mitad realizando tareas peligrosas. La crisis del covid-19 y los fenómenos climáticos extremos derivados del cambio climático están exacerbando la pobreza en varias zonas del planeta, agravando la situación de los niños que son obligados a trabajar.

Uno de los casos alarmantes resaltados por World Vision es la producción de productos de belleza, donde niños trabajan en condiciones peligrosas e incluso mortales para recolectar ingredientes utilizados en cosméticos.

De acuerdo con un informe de la organización titulado 'El alto precio de la belleza: Explotación infantil en la cosmética mundial', se destaca que aunque algunos productos se promocionan como libres de crueldad animal, es probable que contengan ingredientes obtenidos a través del trabajo infantil.

Ante esta problemática, la ONG insta a que se mejore la trazabilidad y la legislación en la cadena de suministro, con el objetivo de garantizar que ningún niño sea privado de su infancia por realizar labores peligrosas. Se advierte que, a menos que las empresas supervisen de cerca sus cadenas de suministro y los gobiernos refuercen las redes de seguridad social y el acceso a la educación, se estima que en 2025 aún habrá alrededor de 140 millones de niños trabajando.

Eloisa Molina, directora de Comunicación de World Vision, destacó que en minas ilegales de países como India y Congo, niños pierden la vida en derrumbes mientras buscan minerales para la industria cosmética.

La organización también alerta sobre cómo la combinación de crisis derivadas del cambio climático y la pandemia de Covid-19 ha empeorado la situación del trabajo infantil, siendo la pobreza el principal motor que obliga a los niños a laborar, perpetuando un ciclo que les niega oportunidades educativas para escapar de la pobreza.

Según datos de la OIT, aproximadamente el 70% de los niños en situación de trabajo lo hacen en la agricultura, mientras que otros se ven obligados a trabajar en fábricas, en el servicio doméstico, e incluso en formas más explotadoras como niños soldado o en el comercio sexual.

En el África subsahariana, el crecimiento demográfico y la pobreza extrema han llevado a que se sumen 16.6 millones de niños al trabajo infantil en los últimos años. Organizaciones como UNICEF y la OIT advierten que las consecuencias globales de la pandemia y los fenómenos climáticos extremos podrían amenazar a millones de niños en todo el mundo.

Eloisa Molina concluyó destacando que en World Vision están comprometidos en la lucha contra el trabajo infantil en todas sus formas, trabajando junto a comunidades para crear entornos seguros y proteger el futuro de todos los niños y niñas, garantizando que no sean privados de sus derechos por la explotación laboral.