Crónica España.

Crónica España.

El TPI condena la interferencia e intimidación hacia sus trabajadores.

El TPI condena la interferencia e intimidación hacia sus trabajadores.

La Fiscalía del Tribunal Penal Internacional (TPI) ha emitido un comunicado este viernes condenando enérgicamente los intentos de interferir con su labor y ha exigido detener cualquier amenaza que ponga en riesgo la imparcialidad de la corte.

En el comunicado, la entidad ha expresado su preocupación por las posibles represalias contra la corte o su personal en caso de que se tomen decisiones sobre investigaciones o casos de su competencia, lo que podría afectar su independencia e imparcialidad.

Además, la Fiscalía ha enfatizado su agradecimiento por el interés público en las investigaciones y ha destacado su disposición a entablar un diálogo constructivo con todas las partes interesadas, siempre que sea coherente con su mandato según el Estatuto de Roma.

Aunque no mencionó directamente a Israel ni la posibilidad de emitir una orden de arresto internacional contra el primer ministro Benjamin Netanyahu, la Fiscalía del TPI ha advertido que las amenazas de represalias podrían constituir un delito según el artículo 70 del Estatuto de Roma, en medio de presiones internacionales para evitar dicha orden.

Esta disposición del Estatuto de Roma prohíbe explícitamente las represalias contra funcionarios de la corte por el desempeño de sus funciones, así como la intimidación o influencia indebida en altos cargos de la corte para impedir que cumplan adecuadamente con sus responsabilidades.