Crónica España.

Crónica España.

El Tesoro aumenta la rentabilidad en colocación de deuda a largo plazo.

El Tesoro aumenta la rentabilidad en colocación de deuda a largo plazo.

El Tesoro Público ha vuelto a demostrar su fortaleza al colocar 6.426,65 millones de euros en bonos y obligaciones del Estado, superando las expectativas previstas. La elevación de las rentabilidades ofrecidas a los inversores por todas las referencias ha sido clave en esta exitosa subasta, según datos del Banco de España.

La elevada rentabilidad ha mantenido el interés de los mercados por los títulos españoles, con una demanda que ha alcanzado los 12.928 millones de euros en la segunda subasta del mes de julio.

Entre las referencias subastadas se encuentran bonos a 3 años, obligaciones a 7 años, y obligaciones indexadas a la inflación con diferentes plazos y cupones.

Destaca la colocación de bonos a 3 años por 1.731 millones de euros, con un interés marginal del 3,073%, por encima del anterior. También resalta la colocación de obligaciones indexadas a la inflación con una vida residual de 9 años y 5 meses, así como obligaciones a 11 años y un mes.

Además, se ha introducido una nueva referencia de obligaciones a 7 años, con cupón del 3,1%, por la cual se han adjudicado 1.596 millones de euros con una rentabilidad marginal del 3,420%.

El Tesoro ha reafirmado su presencia en los mercados después de colocar 4.998 millones de euros en deuda a corto plazo en la primera subasta del mes. Este éxito financiero prepara el terreno para futuras emisiones de letras a tres y nueve meses, así como de bonos y obligaciones del Estado.

La estrategia de financiación del Tesoro para 2024 prevé una reducción en las necesidades de financiación de 10.000 millones respecto al año anterior, con una emisión bruta prevista de 257.572 millones de euros. Se buscará mantener la vida media de la cartera de deuda pública mediante la emisión de instrumentos a medio y largo plazo.

Además, se contempla el recurso a sindicaciones para la emisión de determinadas referencias de Obligaciones del Estado, así como la diversificación de la base inversora y la emisión de bonos verdes para fortalecer el mercado de finanzas sostenibles.