Crónica España.

Crónica España.

El Real Madrid arrasa en finales con su efectividad.

El Real Madrid arrasa en finales con su efectividad.

El Real Madrid se enfrenta al Borussia Dortmund en la final de la Copa de Europa/Liga de Campeones en el Estadio de Wembley (Londres), en busca de su decimoctavo título. El equipo español tiene una racha impecable en finales de esta competición, sin perder desde hace más de 40 años y sin que un equipo no español le gane un partido por un título a partido único desde el año 2000.

Dirigidos por Carlo Ancelotti, los merengues buscarán la tan ansiada 'Decimoquinta' en un estadio legendario donde han tenido un excelente desempeño en competiciones continentales. El Real Madrid no ha sido derrotado en ninguna de sus últimas ocho finales, todas disputadas desde 1998. Su última derrota en una final de la 'Orejona' fue en 1981 ante el Liverpool.

Desde su primer título en 1956, el Real Madrid ha sido un protagonista constante en la historia de la Copa de Europa. A lo largo de los años, el equipo ha cosechado grandes éxitos en finales, demostrando su poderío en competiciones internacionales.

A pesar de algunas derrotas históricas, como ante el Benfica en 1962 y el Inter de Milán en 1964, el Real Madrid ha mantenido su prestigio en Europa. Con victorias en finales como la de 1998 frente a la Juventus y la goleada al Valencia en París en 2000, el equipo blanco ha dejado su huella en la Champions.

Con Carlo Ancelotti al mando, el Real Madrid ha vivido una época dorada en la competición europea, conquistando tres títulos consecutivos. El equipo español ha demostrado su fortaleza en finales a partido único, ganando el 90.4% de las finales disputadas desde 2014.

El Borussia Dortmund buscará ser el equipo capaz de romper la racha imparable del Real Madrid en finales de Champions. Pocos equipos han logrado derrotar a los merengues en finales a un solo partido, y el Dortmund intentará sumarse a esta selecta lista.

En definitiva, el Real Madrid llega a esta final con un historial impecable en competiciones europeas, demostrando su dominio en los partidos por un título. A pesar de los retos que ha enfrentado a lo largo de los años, el equipo blanco sigue siendo un referente en el fútbol mundial.