Crónica España.

Crónica España.

El PP propone endurecer sanciones en la UE por conflictos de intereses tras el escándalo de la esposa de Sánchez.

El PP propone endurecer sanciones en la UE por conflictos de intereses tras el escándalo de la esposa de Sánchez.

El Partido Popular ha presentado su programa electoral para las elecciones europeas, proponiendo que los condenados por delitos de terrorismo no puedan ser contratados en instituciones europeas.

En medio de la polémica por la investigación judicial a la esposa del presidente del Gobierno, Begoña Gómez, el PP plantea en Bruselas reforzar las sanciones por posibles conflictos de intereses en los Gobiernos a través de la nueva directiva anticorrupción de la UE.

La formación liderada por Alberto Núñez Feijóo pretende defender el Estado de Derecho en Europa y adoptar medidas para prevenir la corrupción y los conflictos de intereses en las instituciones europeas.

Además, el PP propone prohibir la concesión de indultos y amnistías por delitos de corrupción, así como llevar a cabo una investigación sobre la injerencia rusa en Cataluña y reforzar el marco normativo contra el espionaje y la desinformación en la UE.

Otra de las propuestas destacadas incluye la creación de un nuevo delito europeo de traición, así como una reforma de la euroorden para agilizar las detenciones entre Estados miembros y ampliar las competencias de la Fiscalía Europea.

El Partido Popular también aboga por defender la independencia de RTVE y la Agencia EFE, corregir los abusos en la publicidad institucional y garantizar la libertad de información en España.

Además, el PP propone un reglamento europeo para garantizar la independencia de los centros de investigación sociológica y trabajar en la revisión de la directiva europea de derechos de las víctimas del terrorismo.

Por último, el partido de la oposición plantea una reforma de la ley electoral española para evitar las "papeletas trampa" de los partidos nacionalistas y propone que el español se convierta en lengua de trabajo junto con el alemán, francés y inglés en la Comisión Europea.