Crónica España.

Crónica España.

El Partido Popular Europeo obtiene la victoria en las elecciones, mientras aumenta el respaldo a la ultraderecha, afirma la Eurocámara.

El Partido Popular Europeo obtiene la victoria en las elecciones, mientras aumenta el respaldo a la ultraderecha, afirma la Eurocámara.

El Partido Popular Europeo (PPE) ha logrado una victoria contundente en las elecciones al Parlamento Europeo, consolidándose como la fuerza política más grande con 181 escaños de los 720 disponibles en el nuevo hemiciclo. Esta cifra representa un incremento de cinco escaños respecto a la legislatura anterior. Por otro lado, los Socialistas y Demócratas (S&D) se mantienen como la segunda fuerza política, a pesar de perder cuatro escaños y quedarse con 135 eurodiputados, según las primeras proyecciones europeas. Además, se ha observado un aumento en la presencia de la ultraderecha en la Eurocámara.

Los liberales europeos (Renew) ocupan el tercer lugar en número de escaños, pero han sufrido una fuerte caída al pasar de 102 a 82 eurodiputados, según los sondeos que recogen estimaciones nacionales de once Estados miembros y encuestas en otros 16. Por su parte, los Verdes europeos también han visto reducida su representación en la Eurocámara, pasando de 71 a 53 escaños, mientras que la Izquierda europea ha tenido una disminución más moderada al sumar 34 eurodiputados en lugar de los 37 anteriores.

En esta décima legislatura de la Eurocámara, se ha observado un incremento en la presencia de la extrema derecha. Los Conservadores y Reformistas (ECR), que incluyen a partidos como Vox y los Hermanos de Italia de Giorgia Meloni, han sumado dos escaños hasta alcanzar los 71. Por su parte, Identidad y Democracia (ID), con la Agrupación Nacional de Marine Le Pen, ha logrado obtener 62 escaños, agregando 13 representantes a su bancada.

Otros partidos de la ultraderecha europea, como Alternativa para Alemania, han obtenido 16 escaños, mientras que el partido español Se Acabó la Fiesta ha logrado entrar por primera vez en el Parlamento Europeo con dos escaños. Estos resultados reflejan un cambio en el panorama político de la Unión Europea, con un aumento en la representación de fuerzas conservadoras y de extrema derecha en el nuevo hemiciclo.