Crónica España.

Crónica España.

El kibbutz de Nir Oz sigue lamentando los ataques del 7 de octubre.

El kibbutz de Nir Oz sigue lamentando los ataques del 7 de octubre.

Un kibbutz en el suroeste de Israel sufrió ataques que resultaron en la muerte de más de una cuarta parte de sus habitantes, lo que dejará al lugar en un proceso de reconstrucción que llevará años.

TEL AVIV, 26 Jun. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Ignacio Tuda) -

Nir Oz, ubicado a poco más de un kilómetro y medio de la frontera con la Franja de Gaza, fue escenario de ataques realizados por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) el fatídico 7 de octubre, desencadenando un conflicto que pone en riesgo la estabilidad de la región.

Fundado en 1955 por las brigadas Nahal, Nir Oz es una pequeña comunidad de solo 400 habitantes que ha sufrido los embates de distintos conflictos bélicos israelíes a lo largo de los años.

Los residentes de Nir Oz despertaron una mañana con el estruendoso sonido de las alarmas antiaéreas y el incesante sonido de misiles cayendo sobre sus hogares. Algunos corrieron a refugiarse, mientras que otros se vieron obligados a atrincherarse en sus casas.

Irit Lahav, una residente del kibbutz, sobrevivió a los ataques y compartió su testimonio durante un evento de la Europe Israel Press Association (EIPA). Pasó más de diez horas escondida en un refugio junto a su familia, escuchando los impactos de los misiles y los disparos de Hamás.

Con la pérdida de casi 120 vidas y varios secuestros, Nir Oz enfrenta la tarea de reconstruirse. Lahav ha revelado que gran parte del kibbutz deberá ser derribado y calcula que llevará al menos tres años completar la reconstrucción.

A medida que los habitantes sobrevivientes fueron trasladados a otras ciudades a salvo, Beni Avitar, uno de los residentes que acudió en ayuda de su comunidad en medio de los ataques, compartió su experiencia. Patrulló el kibbutz en busca de milicianos de Hamás y presenció la devastación causada por los ataques.

Lahav, quien solía ayudar a enfermos palestinos trasladándolos a hospitales israelíes, ha cambiado su percepción sobre los palestinos luego de la tragedia en Nir Oz. Descubrió que los comandantes de Hamás vivían en la Franja de Gaza, despertando su desconfianza hacia los habitantes de ese lugar.

A raíz del ataque, Lahav ahora considera que los palestinos como nación desean su muerte, sin distinguir entre civiles y milicianos. Asegura que los niños palestinos son educados en una mentalidad violenta, y lamenta la falta de paz y el deseo de guerra por parte de los palestinos.

Según Lahav, el ataque del 7 de octubre fue causado por los palestinos, lo que ha cambiado su visión sobre el conflicto en la región. Para ella, las Fuerzas de Defensa de Israel no estaban preparadas para ese ataque, pero la responsabilidad recae en los palestinos que llevaron a cabo el ataque.

Nir Oz, devastado por los ataques de Hamás, se encuentra en un proceso de reconstrucción que requerirá años para volver a su estado previo, mientras sus habitantes luchan por recuperarse de la tragedia vivida.