Crónica España.

Crónica España.

El jefe de la UNRWA denuncia que Rafá se ha convertido en un infierno tras el ataque.

El jefe de la UNRWA denuncia que Rafá se ha convertido en un infierno tras el ataque.

En un trágico suceso que ha conmocionado al mundo, un ataque israelí el domingo contra un campamento de desplazados en la ciudad de Rafá, en la Franja de Gaza, dejó al menos 45 muertos. Philippe Lazzarini, comisionado general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA), afirmó que estas terribles imágenes son prueba de que la ciudad se ha convertido en un verdadero infierno en la tierra.

Lazzarini compartió en sus redes sociales la desgarradora realidad que se vive en Rafá, con niños y mujeres entre las víctimas, muchos de ellos heridos o incluso calcinados. El ataque se produjo en una zona densamente poblada, designada por Israel como segura para civiles, lo que ha generado un profundo impacto en la comunidad internacional.

La UNRWA ha enfrentado dificultades para contactar a sus trabajadores en la región, algunos de los cuales se encuentran en paradero desconocido. A pesar de ello, la agencia sigue comprometida en enviar y distribuir ayuda humanitaria a la población, a pesar de los desafíos impuestos por los continuos ataques de Hamás y del Ejército israelí, así como por las restrictivas medidas de circulación impuestas por Israel.

Lazzarini destacó que las restricciones de movimiento han afectado significativamente la distribución de ayuda humanitaria, con solo un pequeño porcentaje de los suministros descargados llegando a su destino final. Estas limitaciones adicionales han complicado aún más la operación humanitaria vital para los 2 millones de habitantes de Gaza que dependen de esta asistencia.

En medio de la escalada de violencia, el secretario general de la ONU, António Guterres, ha instado a un alto el fuego, la liberación de rehenes y el cumplimiento de la orden de la Corte Internacional de Justicia para detener la ofensiva israelí sobre Rafá. La gravedad de la situación ha llevado al Consejo de Seguridad de la ONU a convocar una reunión de emergencia a puerta cerrada para abordar estos ataques, solicitada por Argelia.

Imágenes impactantes del ataque han sido difundidas por medios palestinos, mostrando el devastador saldo de mujeres y niños entre las víctimas. Aunque el Ejército de Israel afirmó que el objetivo del bombardeo era un complejo de Hamás en el que se alojaban terroristas de alto rango, también reconocieron que hubo personas ajenas heridas en el incidente, lo que ha llevado a una investigación en curso por parte de las Fuerzas de Defensa de Israel.