El impacto visual de las minas antipersona a través del lente de Gervasio Sánchez llega al CBA

El impacto visual de las minas antipersona a través del lente de Gervasio Sánchez llega al CBA

El Círculo de Bellas Artes (CBA) ha inaugurado una exposición con imágenes del fotógrafo Gervasió Sánchez que muestran las secuelas que las minas antipersona provocan en miles de víctimas desde el año 1995.

"Necesito este proyecto para seguir creyendo en el periodismo y en el ser humano", ha señalado el fotógrafo en la presentación de la muestra, que lleva el título de 'Vidas minadas. 25 años' y podrá visitarse en la Sala Picasso del centro hasta el próximo 21 de abril.

Tal y como explica la institución, en 1997 se firmó la Convención sobre la prohibición del empleo, almacenamiento, producción y transferencia de minas antipersonales y sobre su destrucción (Tratado de Ottawa).

Coincidiendo con aquel hecho histórico en noviembre de ese mismo año se presentó en el Círculo de Bellas Artes el proyecto 'Vidas Minadas', realizado por Gervasio Sánchez, en el que recogió a través de sus imágenes las historias de los afectados por las minas en diferentes países.

A lo largo de los años el fotógrafo ha realizado un seguimiento de las vidas de las víctimas retratadas y en 2002 y 2007 presentó diferentes versiones de este trabajo, que ha vertebrado la mayor parte de su vida profesional.

Ahora, 'Vidas Minadas, 25 años' recupera, a través de más de un centenar de fotografías, las historias de los protagonistas de un drama, el de las minas antipersona, que sigue vigente en decenas de países. Gervasio Sánchez eligió al azar las víctimas retratadas en países africanos como Angola y Mozambique, asiáticos como Camboya, Afganistán e Irak, latinoamericanos como El Salvador, Nicaragua y Colombia o europeos como Bosnia-Herzegovina.

El fotógrafo se cruzó con las personas que recoge en este proyecto en hospitales (a punto de ser amputados o malheridos), en centros ortopédicos donde intentaban volver a andar con piernas de plástico o en familias que sobrevivían con muchas dificultades.

"Gracias a las nuevas tecnologías, Sánchez mantiene un contacto permanente con varios de ellos. Se informa en tiempo real de sus problemas más acuciantes, se alegra de sus pequeños triunfos o se entristece con las malas noticias", ha apuntado el CBA.

En la presentación de la muestra, Gervasio Sánchez ha definido este proyecto como "el anclaje moral y ético que se necesita para seguir creyendo en el periodismo y en el ser humano", anunciando que seguirá trabajando en él los próximos años.

El fotógrafo también ha señalado la actitud de la sociedad (clase política, empresarios y ciudadanos) ante los conflictos armados. "Cuando un país permite que sus empresarios y gobernantes hagan negocio con la muerte, es un país inmoral; sus autoridades son inmorales y amorales, y la pasividad de sus ciudadanos retrata al país", ha concluido.

El director del Círculo, Valerio Rocco, ha subrayado la responsabilidad social de los centros culturales. "El Círculo enfoca la cultura como una herramienta para lograr una sociedad más justa, más igualitaria y en paz. Esta exposición es una manera de decir no a la guerra, no solo a las guerras visibles como la de Gaza o Ucrania, sino también a todos esos conflictos que no están bajo el foco mediático", ha reivindicado.

Tags

Categoría

Cultura