Crónica España.

Crónica España.

El Gobierno reconoce a Palestina en medio de tensiones con Israel.

El Gobierno reconoce a Palestina en medio de tensiones con Israel.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha dejado claro que, de momento, España no responderá a las "provocaciones" israelíes y anticipa una respuesta conjunta con Irlanda y Noruega. Esta decisión será oficialmente aprobada por el Consejo de Ministros este martes en un momento en que las tensiones con Israel están en aumento debido a esta acción.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó la semana pasada ante el Congreso que el reconocimiento del Estado palestino es un acto de paz, justicia y coherencia. Destacó que es hora de pasar a la acción y apoyar la coexistencia pacífica entre Israel y Palestina, así como la solución de los dos estados.

El anuncio de Sánchez coincidió con la decisión de Irlanda y Noruega de reconocer también al Estado palestino el 28 de mayo. Israel respondió llamando a consultas a sus embajadores en estos tres países y advirtiendo de consecuencias graves.

En el caso de España, la embajadora israelí Rodica Radian-Gordon probablemente no regresará a Madrid, ya que su mandato estaba por concluir. También se ha convocado a los embajadores en Tel Aviv para transmitirles el malestar por la medida de reconocimiento.

La relación se complicó aún más después de declaraciones de la vicepresidenta Yolanda Díaz respaldando el reconocimiento de Palestina. El ministro de Exteriores israelí acusó a Díaz de antisemitismo y anunció medidas contra el Consulado General en Jerusalén.

Por su parte, Albares adelantó que España continuará gestionando su relación con Palestina desde el Consulado en Jerusalén y no abrirá una embajada en Ramala. Israel, por su parte, comunicó a España que a partir del 1 de junio se prohibirá dar servicio a los palestinos de Cisjordania desde el Consulado.

El ministro Albares ha anticipado una respuesta a estas medidas y ha denunciado las provocaciones injustificadas del ministro israelí de Exteriores. Tanto España como Irlanda y Noruega coinciden en no caer en provocaciones que desvíen del objetivo principal de promover la paz en Oriente Próximo.

El debate sobre si las acciones de Israel en Gaza constituyen un genocidio se ha reabierto en España. Albares ha remitido a la Corte Internacional de Justicia para esclarecer esta cuestión y ha respaldado las decisiones del Tribunal Penal Internacional en relación con Netanyahu y líderes de Hamás.

En un gesto de unidad, Albares se ha reunido con sus homólogos de Irlanda y Noruega en Bruselas para reivindicar el reconocimiento del Estado palestino como una medida para proteger la solución de dos Estados y en la esperanza de que otros países europeos sigan este ejemplo.