Crónica España.

Crónica España.

El Gobierno no aclara si limitará los plazos de instrucción en la reforma de la LeCrim. Junts exige respuestas.

El Gobierno no aclara si limitará los plazos de instrucción en la reforma de la LeCrim. Junts exige respuestas.

El Gobierno planea llevar a cabo una modificación en 2024 que otorgará a los fiscales la responsabilidad de llevar a cabo investigaciones penales, dejando esta tarea en sus manos.

MADRID, 26 Mar.

El ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, se ha negado a confirmar este martes si la revisión de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) limitará los plazos de investigación en los tribunales, como se ofrece a Junts en el pasado mes de febrero durante las negociaciones para la ley de amnistía.

En una conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro de Justicia anunció que el Gobierno tiene la intención de impulsar la reforma de la LeCrim este año 2024, una medida que había quedado pendiente de Gobiernos anteriores y que persigue otorgar a los fiscales la dirección de las investigaciones penales.

Cuando se le preguntó si la reforma incluirá la reducción de los plazos de instrucción, Bolaños enfatizó en que el texto aún está en una etapa "muy inicial". "Una vez que conozcamos la opinión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), abordaremos el contenido y tomaremos decisiones sobre diferentes cuestiones, como la que usted plantea", respondió a un periodista.

El ministro destacó que el proyecto aún está en una etapa inicial de trabajo, ya que todavía se espera que el CGPJ emita su opinión, que, según recordó, lleva tres años pendiente, cuando el plazo legal es de un mes.

Según fuentes del CGPJ consultadas por Europa Press, la semana pasada el Ministerio de Justicia envió una carta al órgano instándolo a presentar el informe que está pendiente desde 2021. Las mismas fuentes señalaron que sería "inviable" que el Consejo presentara sus conclusiones en una semana, pero aseguraron que estaban trabajando en el texto.

Bolaños afirmó este martes que, hasta que el Gobierno cuente con la opinión del órgano de gobierno de los jueces, no podrá determinar "el alcance" de la reforma. Sin embargo, recalcó que el objetivo es claro: "Actualizar las normas de enjuiciamiento criminal al siglo XXI".

"No podemos seguir litigando y juzgando delitos del siglo XXI con una normativa procesal del siglo XIX. Por lo tanto, considero fundamental que seamos capaces de impulsar y aprobar una Ley de Enjuiciamiento Criminal", agregó.

La principal novedad propuesta en el borrador de la LeCrim es el cambio del juez instructor al fiscal instructor, siendo los fiscales quienes dirigirán las investigaciones cuando entre en vigor la reforma. No obstante, un juez de garantías intervendrá puntualmente para autorizar las medidas que afecten a los derechos fundamentales.

Aunque Bolaños no aclaró si el texto limitará los plazos de instrucción, es importante recordar que en 2017 el PSOE se opuso a esta medida y votó a favor de derogar una reforma anterior del PP que establecía plazos máximos de 6 meses para investigar procesos penales, ampliables hasta 18 meses en caso de investigaciones complejas.

Durante la conferencia de prensa, y al responder preguntas de los periodistas, el ministro de Justicia aseguró que "no hay ninguna modificación del Código Penal en el Plan Anual Normativo".

Sin embargo, el ministro recordó que "hay algunas iniciativas en trámite parlamentario que implican adaptaciones al Derecho europeo y que ya fueron aprobadas por el Consejo de Ministros hace unas semanas".

Es importante recordar que en febrero pasado, antes de que se aprobara en el Congreso la ley de amnistía, el exdiputado de los comunes en la Cámara Baja Jaume Asens planteó la posibilidad de reformar el delito de terrorismo en el Código Penal.

Según el ministro, la aprobación de la LeCrim forma parte del Plan Normativo de la Administración General del Estado de 2024, que incluye 198 iniciativas: 149 reales decretos, 43 leyes ordinarias y seis leyes orgánicas. La mitad de las propuestas son compromisos con la Unión Europea.

"Creo que el Gobierno renueva su compromiso con una agenda legislativa progresista para seguir avanzando en nuestro país. Por ello, continuamos abordando importantes reformas necesarias y avances en derechos humanos", afirmó.

Entre las iniciativas que se impulsarán este año, el ministro mencionó las leyes de industria, de cine, de transformación de la administración pública y de asistencia jurídica gratuita, entre otras.