Crónica España.

Crónica España.

El gobierno de Israel aprueba la construcción de cinco nuevos asentamientos en Cisjordania.

El gobierno de Israel aprueba la construcción de cinco nuevos asentamientos en Cisjordania.

El Gobierno palestino recalca que la medida es "un sabotaje deliberado a la oportunidad de aplicar la solución de dos Estados"

MADRID, 28 Jun.

El ministro de Finanzas de Israel, el ultraderechista Bezalel Smotrich, ha asegurado este viernes que el gabinete de seguridad ha aprobado su propuesta para legalizar otros cinco asentamientos en Cisjordania y adoptar sanciones contra la Autoridad Palestina, una medida ya aplaudida por parte de sus aliados entre los partidos ultraderechistas y ultraortodoxos.

"Protegiendo la seguridad de Israel. Sanciones contra la Autoridad Palestina, refuerzo de los asentamientos y regulación de los asentamientos de Eviatar, Sde Efraim, Givat Asif, Heletz y Adorayim", ha dicho Smotrich a través de un comunicado publicado en su cuenta en la red social X.

El primero de los asentamientos se encuentra en el norte de Cisjordania, mientras que los dos siguientes están en la zona central y los otros dos se encuentran en el sur. Todos los asentamientos son ilegales según el Derecho Internacional, si bien Israel distingue entre aquellos a los que ha dado permiso y a los que no.

"Son pasos para proteger al Estado de Israel y trasladar un mensaje claro. Nunca permitiremos el establecimiento de un Estado terrorista en la Tierra de Israel", ha manifestado, en rechazo a los reconocimientos internacionales al Estado de Palestina sobre las fronteras de 1967, con Jerusalén Este como capital, tal y como contempla la solución de dos Estados.

"Las acciones contra el Estado de Israel y a favor del reconocimiento unilateral del Estado palestino han recibido una respuesta sionista apropiada", ha sostenido, antes de agregar que las autoridades "seguirán desarrollando los asentamientos para mantener la seguridad de Israel y evitar el establecimiento de un Estado palestino, lo que amenazaría su existencia".

La aprobación por parte del gabinete de seguridad, que por ahora no la ha confirmado oficialmente, ha provocado el aplauso de líderes ultraderechistas, entre ellas la ministra de Asentamientos y Proyectos Nacionales, Orit Strock, miembro del partido Sionismo Religioso, al que también pertenece Smotrich.

"Hemos dejado de poner la otra mejilla", ha dicho Strock en su cuenta en X. "Nosotros también sabemos cómo imponer sanciones y hacer pagar precios dolorosos", ha señalado, antes de recalcar que "cualquier intento" de "debilitar" a Israel "sólo reforzará el dominio" israelí sobre el territorio ocupado palestino.

Por contra, el líder del Partido Laborista, Yair Golan, ha criticado este aprobación de asentamientos y ha manifestado en su cuenta en X que "el Gobierno de Israel avanza hacia una anexión de facto de millones de palestinos a nuestro territorio".

"La anexión dañará la seguridad de nuestros ciudadanos, el futuro de nuestros hijos y pondrá fin al sueño sionista", ha dicho, al tiempo que ha reclamado nuevamente la celebración de elecciones anticipadas y ha criticado la falta de un plan para sustituir al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) al frente de Gaza una vez que termine el conflicto.

Así, ha señalado que "el Gobierno prefiere una guerra eterna a poner fin a los combates, lograr la vuelta de los secuestrados y promover un acuerdo que garantice una seguridad real". "El Gobierno fallido es un peligro para el país. Elecciones ya", ha apostillado Golan.

A las críticas se ha sumado la organización Paz Ahora, que ha dicho que la decisión es "una locura" y ha argumentado que daña las relaciones entre Israel y Estados Unidos. "En lugar de preocuparse por los residentes abandonaros en el sur y en el norte, el gobierno de colonos da un premio a los criminales en el pico de la guerra para satisfacer a Smotrich, que se hunde en las encuestas", ha criticado.

"Es un gobierno ilegítimo que perdió hace mucho el apoyo popular y que está siendo gestionado por una minoría mesiánica y extremista que ha de salir de nuestras vidas", ha recalcado Paz Ahora a través de un comunicado publicado en su cuenta en X.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de la Autoridad Palestina ha resaltado que "la legitimación de nuevos asentamientos es un sabotaje deliberado a la oportunidad de aplicar la solución de dos Estados", después de que países como España, Noruega, Irlanda, Eslovenia y Armenia hayan reconocido durante las últimas semanas al Estado de Palestina.

De esta forma, ha señalado en un comunicado publicado en su cuenta en la red social X que "condena firmemente la decisión del llamado gabinete israelí de legalizar cinco asentamientos en Cisjordania y de avanzar planes para construir miles de unidades de vivienda en asentamientos".

Así, ha recalcado que "considera extremadamente grave que el Gobierno de Israel siga perpetrando el crimen de expandir los asentamientos y profundizar el apartheid" y ha argüido que "el objetivo es cerrar la puerta a cualquier oportunidad de materializar el Estado palestino".

El Ministerio de Exteriores palestino ha incidido por ello en que el Ejecutivo israelí "es total y directamente responsable de las consecuencias y peligrosas repercusiones (de esta decisión) sobre el conflicto y toda la región", al tiempo que ha reiterado que esta expansión de los asentamientos "es un desafío flagrante a todas las resoluciones internacionales".

"Es una muestra oficial del desprecio de Israel al consenso internacional en rechazo del colonialismo como un obstáculo para la aplicación de la solución de dos Estados", ha manifestado, por lo que ha pedido a Estados Unidos y la comunidad internacional una "intervención urgente" para "detener estas medidas unilaterales e ilegales".

Por último, ha reseñado que son necesarias "medidas legales", incluidas "sanciones internacionales disuasivas", contra "todo el sistema de ocupación racista y colonial", así como "una presión real sobre el Gobierno de Israel para que detenga su actividad en asentamientos y se someta a la voluntad internacional por la paz".