El Gobierno busca beneficiar a 70.000 familias vulnerables mediante tarjetas monedero.

El Gobierno busca beneficiar a 70.000 familias vulnerables mediante tarjetas monedero.

MADRID, 23 Ene.

El Gobierno anuncia un nuevo programa para ayudar a las familias en situación de pobreza severa a partir de abril de 2024. Este programa consistirá en la entrega de tarjetas monedero en lugar de las tradicionales cestas de alimentos.

El Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 ha propuesto un Real Decreto que regulará la concesión directa de una subvención a Cruz Roja Española para implementar este programa durante el año 2024. El importe máximo de la subvención es de 100,2 millones de euros.

El Gobierno asumirá la gestión de las tarjetas de forma transitoria y excepcional este año, pero a partir del 1 de enero de 2025, las comunidades autónomas serán responsables de su gestión.

La última compra de alimentos se hizo en octubre de 2023 y se prolongará hasta abril de 2024. A partir de esa fecha, se dejarán de entregar cestas de alimentos y se implementarán las tarjetas monedero.

El objetivo de este programa es dignificar y normalizar el acceso a productos básicos para las familias más vulnerables, evitando las conocidas como 'colas del hambre'. Las tarjetas podrán ser utilizadas en determinados establecimientos.

Las tarjetas monedero estarán dirigidas a familias con niños a cargo que cobren menos del 40% de la renta media. La valoración y selección de los beneficiarios, así como la entrega de las tarjetas, será responsabilidad de los Servicios Sociales de cada comunidad autónoma.

Las cuantías de las tarjetas variarán según el tamaño de la familia, y oscilarán entre 130 y 220 euros al mes. Según el Gobierno, estas cantidades son superiores a lo que recibían las familias en forma de alimentos, ya que la cantidad no cubría las necesidades de atención de una persona.

Las tarjetas monedero serán recargables por un máximo de tres meses, y después las familias deberán volver a recargarlas. Cabe destacar que este programa cuenta con recursos limitados y no podrá cubrir las necesidades de todas las familias.

Con la implementación de este nuevo modelo, cesará la colaboración con la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), aunque los bancos de alimentos seguirán funcionando y recibiendo apoyos públicos, según el Ministerio.

Tags

Categoría

Sociedad