• mircoles 17 de agosto del 2022
728 x 90

El expresidente de Petrobras revela tener sms que incriminarían a Bolsonaro

img

MADRID, 27 Jun.

El expresidente de Petrobras Roberto Castello Branco ha reconocido en una charla privada con el expresidente del Banco de Brasil Rubem Novaes que en su móvil corporativo tenía mensajes que podrían incriminar al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Castello Branco y Novaes sostuvieron, en vísperas de una asamblea de la directiva de Petrobras para denominar un nuevo dirigente, un trueque de sms que fueron revelados este lunes por el portal brasileiro Metrópoles y recogido después por el períodico 'O Globo'.

En estos mensajes, el expresidente de Petrobras confirmaba que, con su salida del cargo, entregó al organismo su móvil corporativo "intacto", que contenía mensajes y audios que podrían incriminar a Bolsonaro, más allá de que no especificó de qué delitos se trataría.

A lo largo de su charla, Novaes acusaba a Castello Branco de estimar dañar al gobernante, a eso que el exdirigente de Petrobras aseguró que si no lo logró "no fue, ni es, por carecer de ocasión" ya que toda vez que se da alguna crisis en el seno del organismo, recibe convidaciones de los medios para emprender la situacion.

"Toda vez que genera una crisis, con pérdidas de cientos de millones de dólares estadounidenses para sus inversionistas (de Petrobras), los medios me invitan con insistencia a ofrecer mi opinión. No acepto el 90 por ciento de ellas (las convidaciones) y, en el momento en que hablo, trato de eludir asaltos", defendía el exdirigente de la compañía petrolera.

Cuestionados por estas aclaraciones, tanto Novaes como Castello Branco han asegurado que no van a comentar nada sobre esto. El exgobernador del Banco de Brasil ha defendido que las afirmaciones de uno y otro se dan en el contexto de una charla entre amigos, al tiempo que el exdirigente de Petrobras ha señalado que sus expresiones se brindaron en un conjunto privado del que alguien ha filtrado el contenido.

Castello Branco fue despedido de Petrobras frente al descontento de Bolsonaro con la política de costes de la compañía. La misma razón llevó a Bolsonaro a destituir a los expresidentes de la compañía estatal Joaquim Silva y también Luna y, mucho más últimamente, a José Mauro Ferreira Coelho.