• martes 28 de junio del 2022
728 x 90

El Congreso aprueba la reforma penal que castigará con prisión pequeños latrocinios en casos de reincidencia

img

MADRID, 23 Jun.

El Pleno del Congreso ha aprobado este jueves la reforma penal que castigará con penas de cárcel de hasta 18 meses los pequeños latrocinios en el momento en que sean realizados por criminales reincidentes. El artículo se ha remitido al Senado para llenar su tramitación y va a poder estar en vigor a la vuelta del verano.

La reforma se ha incluido en el emprendimiento de ley que aprobó el Gobierno para detallar reglas que posibiliten la utilización de información financiera para la prevención, investigación o enjuiciamiento de infracciones penales.

En el trámite parlamentario, y mediante una enmienda del PDeCAT pactada con el PSOE, se añadió una predisposición final que da una exclusiva redacción al producto 234 del Código Penal a fin de que los robos por valor sustraído inferior a 400 euros, que hasta la actualidad solo se castigan con multa, logren ser sentenciados con penas de cárcel de seis a dieciocho meses, siempre y cuando el culpable ahora podría haber sido culpado antes por lo menos por tres delitos de esta naturaleza, si bien sean de carácter suave.

La ley ha contado con el respaldo de 190 miembros del congreso de los diputados del PSOE, Unidas Podemos, Esquerra, el PNV, el PDeCAT, Ciudadanos, Más País-Equo y Compromís, entre otros muchos partidos, al paso que el PP, Vox, Bildu, el PDeCAT y la CUP se han abstenido. Sólo el BNG ha votado en contra.

Desde el PDeCAT recuerdan que esta modificación había sido prometida por múltiples ministros de Justicia y del Interior desde hace unos años, puesto que "tiene un prominente encontronazo en el campo del comercio, la restauración, el turismo y en la seguridad de todos y cada uno de los ciudadanos".

A su juicio, el cambio dejará "acrecentar la aptitud intimidatoria y disuasiva del Código Penal" y "dotará a las gestiones de sobra herramientas para combatir contra la multirreincidencia en pequeños latrocinios".

"Uno tiene la posibilidad de tener la sensación de que la gente que cometen estos latrocinios los detienen el día de hoy y van mañana a la calle, y siguen con esta actividad prácticamente como 'modus vivendi'", mantiene el diputado Genís Boadella, responsable de temas de Justicia del PDeCAT.