Crónica España.

Crónica España.

"El CGPJ saliente revisa informe pero no lo votará, lo dejará en manos de los nuevos vocales"

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha dado luz verde a la posibilidad de que la instrucción en los procesos penales sea dirigida por la Fiscalía, siempre y cuando se realice una reforma del Estatuto Fiscal que garantice su independencia.

Este jueves, el Pleno del CGPJ ha informado que ha tomado conocimiento de un extenso informe elaborado en su seno sobre la reforma propuesta por el Gobierno de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim). Sin embargo, no será sometido a votación en este momento, dejando la decisión en manos de los nuevos vocales que sean nombrados próximamente.

Fuentes jurídicas consultadas por Europa Press han indicado que el mencionado informe, de más de 500 páginas, llega como respuesta al requerimiento del ministro de Justicia, Félix Bolaños, quien solicitó al CGPJ presentarlo en un plazo de una semana en marzo.

Cabe destacar que el pronunciamiento del CGPJ sobre este anteproyecto de ley, que otorga a los fiscales la dirección de las investigaciones penales, estaba pendiente desde el año 2021. Ante la exigencia de Bolaños, representantes del CGPJ señalaron que el plazo de una semana era "inviable" debido a la complejidad del análisis necesario.

En el informe se concluye que otorgar al fiscal la dirección de la investigación penal, con mecanismos de control judicial y garantías de derechos fundamentales, es constitucionalmente viable. Se destaca el ejemplo de las competencias instructoras del Ministerio Fiscal en la jurisdicción de menores, que ya están establecidas sin cuestionamientos de inconstitucionalidad.

No obstante, se enfatiza que para implementar este nuevo modelo procesal penal, en el que la Fiscalía juega un papel central en la fase de instrucción, es necesario abordar previamente una amplia reforma del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF) que fortalezca la independencia institucional del Ministerio Público.

Se destaca que la independencia es un requisito necesario para los principios de legalidad e imparcialidad. Se hace hincapié en la importancia de proteger al Ministerio Público de injerencias externas y presiones, tanto en su dimensión externa (libertad de órdenes o instrucciones de terceros) como interna (introducción de contrapesos a la jerarquía y unidad de actuación).

El informe también hace referencia a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que enfatiza la importancia de que los tribunales y las autoridades de instrucción permanezcan libres de presiones políticas en una sociedad democrática. Se subraya la necesidad de mantener la confianza de los ciudadanos en la independencia y neutralidad política de los órganos encargados de la instrucción en un Estado.

Además, se menciona que el Consejo Consultivo de Fiscales Europeos (CCPE) dentro del Consejo de Europa ha insistido en varias resoluciones sobre la independencia del Ministerio Público como un elemento fundamental del Estado de Derecho.