• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

El Banco de Japón se desmarca del resto de bancos centrales y sostiene los modelos en negativo

img

MADRID, 22 Sep.

El Banco de Japón (BoJ, por sus iniciales en inglés) decidió unánimemente sostener los modelos de interés del país en el -0,1%, exactamente la misma tasa que transporta sosteniendo desde enero de 2016, en el momento en que se adentró en lote negativo por vez primera en su crónica.

De este modo, el Consejo de Política Monetaria del Banco de Japón se ha desmarcado del resto de enormes bancos centrales, que a lo largo de este año han iniciado una senda de endurecimiento capital para intentar contener la inflación.

El caso de Japón es diferente a las economías occidentales. En agosto, la inflación del país nipón repunto al 3%, que si bien es su máxima en ocho años, está muy bajo el 9,1% registrado por la eurozona, del 8,3% de Estados Unidos o del 9,9% de Reino Unido.

Por otro lado, el centro emisor japonés proseguirá adelante con la adquisición de fondos cotizados (ETF) a un ritmo de forma anual de 12 billones de yenes (85.562 millones de euros) a lo largo del tiempo que sea preciso. También empleará de manera de forma anual un total de 5 billones (35.650 millones de euros) en obtener bonos empresariales y papel comercial.

"La economía de Japón ha repuntado conforme se ha retomado la actividad económica, mientras que la salud pública fué cuidada del Covid-19, más allá de ser perjudicada por componentes como el mayor precio de materias primas", indicó el organismo.

En cualquier situación, el Banco de Japón ha subrayado que proseguirá de cerca el encontronazo de la Covid-19 y "no vacilará en tomar medidas de relajación auxiliares si es requisito".