• sbado 24 de septiembre del 2022
728 x 90

Díaz negocia con Hacienda el nuevo impuesto a las considerables fortunas y está persuadida de que va a haber acuerdo

img

No entra en el enfrentamiento de si ha de ser temporal o persistente y resalta que el gravamen es una iniciativa que siempre y en todo momento efectuó UP

MADRID, 22 Sep.

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha subrayado que negocia con Hacienda, en el contexto de los Presupuestos Generales del Estado, el nuevo impuesto para las considerables fortunas, además de otras novedosas medidas, y se mostró persuadida de que va a haber acuerdo sobre este gravamen pues es una iniciativa que "siempre y en todo momento" ha partido de Unidas Podemos.

En afirmaciones a los medios, ha aseverado que va a haber acuerdo en "tiempo y forma" sobre las futuras cuentas públicas y este nuevo gravamen, sin ingresar en el enfrentamiento sobre si ha de ser temporal o persistente en plenas diálogos sobre la medida, ya que lo importante es su despliegue en el instante de hoy.

Asimismo, ha recalcado que hay que emprender las "emergencias" y las secuelas derivada de la guerra de Ucrania, para lo que se precisan impuestos para los que "mucho más tienen", en frente de la situación del PP fundamentada en "regalos fiscales a los ricos" y entrenar "dumping fiscal".

En este punto, explicó que el aparato del espacio confederal, entre aquéllos que aparecen su jefe de gabinete y el secretario de Estado Nacho Álvarez, aborda con "documentos" esta iniciativa de la misma otras medidas para los Presupuestos, que no va a revelar.

Previamente, el representante parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, se ha congratulado este jueves de que el PSOE haya asumido la "demanda histórica" de su capacitación y mostró su deseo de que prosiga cediendo y finalice admitiendo un impuesto que se coloque de manera permanente y no temporal, como ha planteado Hacienda.

Echenique ha recordado de qué manera hace solamente unos meses Unidas Podemos defendió en el Congreso una proposición de ley para gravar a enormes patrimonios y también evitar que las comunidades autónomas tengan la posibilidad de bonificarlo completamente, siendo rechazado por el Congreso con el voto contra el PSOE.

Por ello, ha ironizado con que muchas de sus proposiciones primero son "bolivarianas", entonces "inviábles", después "ilegales", por el hecho de que la Unión Europea no lo deja, "entonces comienzan a sonar bien", entonces son admitidas pero temporalmente, hasta el momento en que después son permanentes.

"Aguardamos que sea esta situación. Somos muy cabezones y vamos a continuar insistiendo", dijo Echenique, que dió como es natural futuras asambleas con Hacienda para lograr cerrar la naturaleza y la llegada del nuevo gravamen.

El representante explicó el cambio de posición del PSOE en que, siendo una iniciativa "de los pies en el suelo", "se termina abriendo paso" y hace que las situaciones de los partidos se muevan, recordando de qué manera su iniciativa de terminar con las ventajas caídos del cielo de las energéticas no solo fué admitida en España, sino más bien en el contexto de la Unión Europea.